La CNMC multa con 1,25 millones a Idealista y otras empresas inmobiliarias por pactar comisiones

A través de una base de datos, una compañía podía captar un inmueble y permitir a otra realizar la venta, llevándose ambas una retribución

Duro golpe para el sector inmobiliario, que solo podrá aceptar la multa o poner un recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional
Duro golpe para el sector inmobiliario, que solo podrá aceptar la multa o poner un recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional FOTO: Cristina Bejarano La Razón

Malas noticias para Remax, Inmovilla, Look & Find, Witei, Anaconda y sobre todo Idealista, que tendrán que pagar 1,25 millones de euros después de ser sancionadas por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que ha acusado a estas empresas de establecer una serie de acuerdos para fijar precios e intercambiar información en el mercado de la intermediación inmobiliaria.

La mayor sanción se la ha llevado Idealista, que tendrá que hacer frente al pago de 730.000 euros; le sigue Remax (375.720 euros), Inmovilla (83.149), Look & Find (31.486), Witei (18.925) y Anaconda (1.749), según datos proporcionados por la CNMC. Witei ha recibido una sanción reducida en un 45% por colaborar por medio del programa de clemencia. Pese a que contra esta resolución no cabe recurso alguno en vía administrativa, sí que se puede interponer recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional en el plazo de dos meses.

Según ha explicado la CNMC, estas seis empresas inmobiliarias utilizaban un sistema que se conoce como MLS (Multiple Listing System), y que consiste en que a partir de una base de datos, las compañías podían compartir inmuebles captados en régimen de exclusiva compartida. Cuando una inmobiliaria usuaria del MLS capta un inmueble, puede incluirlo en el sistema, lo que permite al resto de usuarios realizar la venta. Así pues, la oficina captadora y la oficina vendedora comparten la comisión pactada por el servicio global de intermediación ofrecido.

Las primeras en promover este proyecto en España fueron Remax y Look & Find en el año 2002. Habitania, posteriormente adquirida por Idealista, se encargó del desarrollo tecnológico. En 2012, Inmovilla y Habitania adaptaron sus sistemas para hacerlos compatibles; y en 2017, Anaconda, constituida por Remax, Look&Find y MLS, se sumó a la estructura y se encargó de desarrollar y gestionar una base común de compartición de inmuebles.

Además de las empresas franquiciadoras Remax y Look&Find, las empresas proveedoras de software inmobiliario Idealista (a través de Idealista Tools), Inmovilia y Witei, contribuyeron de forma activa a desarrollar e implementar el sistema mediante el que se cometió la infracción.

Reglas que cumplir

Las franquiciadoras que desarrollaron este sistema MLS aprobaron un reglamento obligatorio para las inmobiliarias usuarias, en el que se exigía aplicar la comisión mínima del 4% en las ventas y de un mes en los alquileres. También imponía un reparto de la comisión al 50% entre la oficina captadora del inmueble y la que cerrase la transacción. Quien incumpliera las normas podía recibir sanciones disciplinarias, e incluso la suspensión de la condición de asociado, lo que implicaría no poder acceder a la bolsa de inmuebles.

Las empresas de software también estuvieron muy presentes en este entramado, pues estuvieron en reuniones de diseño del sistema y establecieron filtros y otros medios de control que aseguraban que todos los inmuebles subidos al sistema cumplían con las condiciones exigidas en el reglamento interno. La implantación de un software que permitía el seguimiento de honorarios en inmuebles captados de competidores y el acceso a información sensible entre ellos permitió asegurar la aplicación del sistema en el mercado inmobiliario, que se caracteriza por estar atomizado por el lado de la oferta y de la demanda.

En consecuencia, tanto las normas como los desarrollos de software limitaron la competencia entre las inmobiliarias, pues establecían comisiones mínimas y otras condiciones comerciales, además de generar un nivel de transparencia incompatible con la competencia que debería existir entre las entidades. Además, excluyeron de las ventajas del sistema MLS a aquellas entidades que no estaban dispuestas a aceptar las reglas contrarias a la competencia contenidas en el reglamento.

Idealista recurrirá

Idealista ya ha anunciado que recurrirá la resolución de la CNMC, y defiende que se trata de la menor sanción en términos porcentuales respecto a su facturación, lo que considera que es un reflejo de su “limitada responsabilidad en las supuestas prácticas realizadas por las agencias inmobiliarias”. Esta compañía también ha lamentado el daño reputacional que sufrirán las empresas implicadas en el caso, sobre todo teniendo en cuenta que, según el portal inmobiliario, un porcentaje “muy significativo” de las sanciones que impone acaban siendo anuladas por los tribunales años después.

“Durante el primer año (desde que el regulador publicó el expediente), Idealista no pudo saber por qué se le investigaba y tuvo que asistir impotente a todo tipo de comentarios en medios de comunicación y redes sociales sobre su actuación y una supuesta manipulación de su algoritmo para subir el precio del alquiler”, señala. Para la empresa, la CNMC “en ningún momento” habría cuestionado el funcionamiento del portal, y “deja claro que idealista no establece, influye o altera ni los precios ni las condiciones comerciales” de los inmuebles que se anuncian en el mismo.

Por todo ello, la compañía no comparte el contenido de la resolución del regulador y discrepa “rotundamente” tanto del análisis que la resolución hace del mercado como del papel de Tools en la conducta investigada, y ya está trabajando para recurrirla por la vía judicial y solicitar la suspensión del pago de la multa.