¿Es legal no devolver el dinero de un producto que deseamos cambiar?

Existen distintos motivos que obligan a abonar en metálico el importe de algunos artículos

El Corte Inglés.
El Corte Inglés. FOTO: Cristina Bejarano La Razón

La Navidad es una de las épocas mas emotivas para la mayoría de personas. El reencuentro de familiares, cenas con amigos y demás convierten las festividades de final de año en un momento único.

Además, existe una tradición que impera en casi todos los hogares, el gasto en los regalos. Estos presentes a familiares o amigos se dan el día 25 de diciembre o 6 de enero según las costumbres de cada hogar y suponen una alegría inmensa para los pequeños y no tan pequeños de cada familia.

En muchas ocasiones estos regalos son sorpresas que esperamos que agraden a otra persona. También existen los presentes pedidos o que tras varias indirectas realizamos hacia alguien para satisfacer sus demandas más esperadas.

Así las cosas, no siempre aquello que regalamos a alguien resulta ganador y la persona por algún motivo decide cambiarlo. Una talla mal escogida, error en el producto u otros motivos nos llevas a devolver el regalo siempre que se cumplan una serie de requisitos.

Normativa para devoluciones

Cuando esto ocurre lo habitual es acudir a un negocio para tramitar una devolución. En los últimos años, además, tras la aparición de las compras por internet y su expansión con la pandemia esto ha tomado un camino un tanto distinto. Desde hace un tiempo se pueden gestionar estos cambios de forma telemática que, incluso, cuentan con normativas especificas.

Para devolver un producto disponemos según la legislación de 14 días para tramitarlo sin explicación. Es decir, si no es aquello que deseamos y no ha sufrido ninguna alteración podemos cambiar sin problema en este periodo aunque si no se indica este plazo se puede alargar hasta 12 meses.

En el caso de las compras online el periodo habitual suele ser algo superior, de hasta un mes, debido a la infraestructura distinta en las devoluciones. Así, dentro de este periodo según la legislación vigente es obligatoria la devolución de los productos que deseamos cambiar.

Aun así existen ciertos productos que no pueden devolverse como la ropa interior, por higiene, o un billete de tren que se efectuará según la política de empresa.

Dinero o vale de descuento

Otra de las dudas habituales en los consumidores se trata de la obligación por parte de un comercio de devolver el dinero de los productos.

Cuando se devuelve un artículo y no queremos un reemplazo, hay tiendas que prefieren reembolsar el dinero en metálico aunque esto no se recoge en la legislación. Otras entregan un cheque regalo que obliga a gastar aquel importe en la misma tienda y así asegurarse que ese dinero vuelve.

Aun así, cabe destacar que si el producto cuenta con un gran defecto o no se ajusta a las condiciones del contrato, entonces sí podemos exigir la devolución del dinero en metálico.

Por último, existen los casos de tickets regalo. Estos se realizan cuando no sabemos si a la otra persona le gustará el presente y suele contar con un valor establecido. En ese caso la devolución nunca se efectuará en metálico y se abonara un cheque para gastar.