Nuevo varapalo del FMI al Gobierno: deja el crecimiento en 2021 1,6 puntos por debajo de la previsión de Calviño

Deja el PIB español en un 4,9% en 2021 y mantiene la estimación para 2022, dejándola en el 5,8%

Nuevo golpe en la línea de flotación de las previsiones macroeconómicas del Gobierno. El Fondo Monetario Internacional (FMI) no ve clara la recuperación económica de España y ha decidido rebajar con dureza las estimaciones de crecimiento económico de 2021, dejado sin cambios la de 2022 y ha revisado al alza las de 2023. El organismo que dirige Kristalina Georgieva estima que el producto interior bruto (PIB) de España registró un crecimiento del 4,9% en el pasado 2021, lo que supone una revisión al alza de tres décimas en comparación con la previsión anterior, aunque 1,6 puntos por debajo de la previsión marcada por la ministra de Economía, Nadia Calviño, según se desprende de la actualización de enero de su informe bianual ‘Perspectiva Económica Mundial’ conocida hoy. Esta mínima mejora se compara con la del mes de diciembre tras la visita de los técnicos del FMI para la elaboración del informe del ‘Artículo IV’, sin embargo, en comparación con la anterior edición del informe, publicada en octubre, la previsión final ha empeorado en ocho décimas.

En cuanto a las próximas perspectivas, el organismo espera que la economía española se expanda un 5,8% este año, lo que supone un ajuste a la baja de seis décimas en comparación con las previsiones de octubre, aunque en comparación con las estimaciones publicadas en diciembre, la previsión se ha mantenido sin alteraciones. El incremento para 2023 ha quedado situado en el 3,8%, 1,2 puntos más que las proyecciones de octubre, ya que el FMI espera que la pandemia haya remitido.

En una rueda de prensa virtual posterior a la publicación de la citada revisión, la jefa de la misión del FMI para España, Dora Iakova, destacó que los pronósticos para nuestro país siguen estando rodeados de una incertidumbre “muy alta”, ya que “la evolución de la pandemia representa un riesgo clave”.

El organismo liderado por Kristalina Georgieva ha explicado que las revisiones generalizadas a la baja para este año son la “consecuencia del repunte de la pandemia por la variante ómicron, el alza de los precios de la energía, los problemas logísticos y la elevada inflación”.

Las proyecciones del Fondo siguen contrastando con las que el Gobierno mantiene desde septiembre, empeñado en mantenerlas sin cambios hasta abril. Así, el Ejecutivo no se sale de su idea de que el crecimiento final en 2021 sea del 6,5% y considera que alcanzará el 7% en 2022, 1,2 puntos por encima de la previsión del Fondo. El Banco de España ya revisó a la baja sus estimaciones y las dejó en un 4,5% el pasado año y en el 5,4% para este.

Pese a esta nueva advertencia del FMI, el Gobierno continúa sin darse por aludido y mantiene sin cambios las generosas previsiones marcadas por Asuntos Económicos. Así lo manifestó el secretario de Estado de Economía, Gonzalo García de Andrés, tras conocer el informe del organismo internacional, que dio la vuelta a las conclusiones y defendió que el FMI “confirma la solidez del actual ciclo expansivo” y sitúan a España como “la economía más dinámica de la zona euro” en 2022 y 2023.

En un comunicado, García de Andrés destacó que, a la luz de estas cifras, la revisión al alza en tres décimas para 2021 confirma “el buen tono de la actividad” en el segundo semestre del pasado ejercicio “incluso en un entorno de subidas de precio de la energía y de cuellos de botella”. En cuanto a lo estimado para 2022, valoró que “España será la economía que más crezca” entre los países más avanzados y será “la más dinámica de la zona euro tanto en 2022 como en 2023″.

Las nuevas estimaciones para España van en la misma línea que las del conjunto de los países desarrollados, con revisiones poco optimistas para 2022 y mejores para 2023. Para el conjunto de la eurozona, las nuevas previsiones del FMI sitúan el alza del PIB en el 3,9% para 2022, cuatro décimas menos, y en el 2,5% en 2023, cinco décimas más. Asimismo, el FMI ha revisado a la baja el PIB de Alemania en ocho décimas para 2022, hasta el 3,8%, y lo ha elevado en nueve décimas para 2023, hasta el 2,5%.

Francia e Italia han registrado un descenso en sus estimaciones de PIB de cuatro décimas, hasta el 3,5% y el 3,8% en ambos casos. Para 2023, su crecimiento ha quedado fijado en el 1,8% en el caso de Francia, sin cambios, y en el 2,2% para Italia, seis décimas más. Reino Unido -fuera ya de la Unión Europea- crecerá este año un 4,7 %, tres décimas menos que sus pronósticos de octubre.