La recuperación económica de las autonomías a niveles prepandemia se retrasa hasta 2023

BBVA Research espera una “recuperación intensa” en 2022 para todas las regiones, con Canarias (+9,6%) y Baleares (+8,3%) a la cabeza. Advierte del peligro del retraso de la ejecución de los fondos europeos

Mapa de España.
Mapa de España. FOTO: Ministerio de Educación

La recuperación real de la economía a niveles prepandemia necesitará más tiempo. BBVA Research espera una “recuperación intensa” de todas las comunidades autónomas para 2022, en particular de Canarias (9,6%) y Baleares (8,3%), que crecerán por encima de la media nacional del 5,5% de crecimiento estimado para este año. Sin embargo, el Observatorio Regional del primer trimestre de 2022 de la entidad bancaria advierte de que las regiones no recuperarán los niveles previos a la pandemia hasta bien entrado 2023, aunque ese año habrá un parón y la economía avanzará con menor dinamismo. En este caso, Canarias y Baleares serán las comunidades que se quedarán más rezagadas por el fuerte impacto que sufrieron durante la pandemia y sus restricciones.

El centro de estudios apunta que esta previsión de mejoría económica, ya registrada en 2021, mantendrá el mismo escenario para 2022. “La recuperación del turismo extranjero y urbano será un factor diferencial para el crecimiento de las islas, Madrid y Cataluña, que se situarán en el grupo de cabecera”, dice en una de sus conclusiones clave. “El control de la pandemia, el retorno del turismo extranjero, la llegada de los fondos europeos y la eliminación progresiva de los cuellos de botella a la producción marcan el escenario regional. Crecerán más las comunidades turísticas, pero las del norte también lograrán cifras históricamente altas”.

Explica también que “la normalización del comercio internacional y la mayor activación de fondos Next Generation de la UE permitirán un crecimiento históricamente elevado también en las regiones del norte y centro, aunque inferior al promedio nacional”. Así, en 2023, la economía “se desacelerará progresivamente con el retorno a la normalidad”, aunque concreta que “la normalización del turismo urbano continuará favoreciendo a Madrid en el próximo bienio”. En este sentido, “la aceleración en el uso de los fondos Europeos impulsará más a las comunidades del sur y el oeste, por la mayor relevancia de la actuación del sector público, mientras que la desaceleración de la demanda europea afectará en mayor medida a las comunidades del norte de España y del valle del Ebro, hasta Cataluña, con mayor peso de su actividad exportadora”.

Los fondos europeos tendrán pues un impacto directo en esta recuperación. Por comunidades, las del sur y el oeste recibirán el impulso de los fondos europeos, debido a la mayor relevancia del sector público. Por el contrario, las del norte y las del valle del Ebro, hasta Cataluña, mostrarán un comportamiento más lento, como consecuencia de la ralentización de la demanda europea y la actividad exportadora de estas regiones.

Eso sí, el informe advierte de que el escenario de recuperación podría cambiar si existieran retrasos en la ejecución de estos fondos europeos y sus inversiones asociadas. Tampoco descarta que los precios de la energía lastren a las regiones del norte de España. A esos riesgos, la entidad suma la inflación general y subyacente, más peligrosa para comunidades muy expuestas a la competitividad exterior, como Aragón y Castilla y León.

BBVA Research también observa un “menor impulso del turismo”, que podría tener “un fuerte impacto en el crecimiento regional”, sobre todo de Canarias y Baleares. según el Observatorio Regional del primer trimestre de 2022. El informe pronostica un inicio de año ralentizado por la oleada de contagios de la variante ómicron y su impacto en el turismo y en el consumo, aunque menor que en olas anteriores. También por los cuellos de botella y los problemas en las cadenas de producción, que se refleja, sobre todo, en el crecimiento en las comunidades del centro y del norte peninsular. Otros factores, como el encarecimiento de los precios energéticos y de las materias primas incidirán en el comportamiento de las comunidades en las que tienen mayor peso las exportaciones energéticas.

Sin embargo, superado estos tres primeros meses, el análisis de BBVA Research sostiene que el ahorro embalsado podría favorecer una aceleración en el consumo. La economía se verá impulsada también por la actividad de la construcción residencial, la aceleración de las ventas, la llegada de los fondos europeos y la mejora del empleo y la renta.

El turismo también ayudará a las regiones más dependientes de este sector, como los casos de Canarias y Baleares, además de Cataluña y Madrid, con crecimientos del 5,7% en ambos casos para este año, dos décimas por encima de la media nacional. Aunque la mayoría de las comunidades autónomas crecerán por encima del 5%, algunas se quedan por debajo, como Aragón, con un 4,7%; Castilla y León, con un 4,6%; Castilla-La Mancha, un 4,8%; y La Rioja, con un 4,9%.

Además de las proyecciones para 2022 y 2023, el Observatorio también se fija en el comportamiento de la economía española y de las comunidades autónomas durante el pasado 2021. Según sus estimaciones, España creció el pasado año un 5,1%. Por debajo de esa cifra se situaron las comunidades del norte, por el menor avance del consumo y los cuellos de botella, que mermaron la actividad industrial y a las exportaciones. No obstante, en esa zona existen excepciones como Galicia y Cantabria, ayudadas por el turismo nacional. Por encima de ese 5,1% se situaron las islas y las comunidades del Mediterráneo, también impulsadas por el turismo y el consumo interno. El crecimiento de Madrid y, en menor medida, de Cataluña se vieron condicionados por la falta de recuperación del turismo urbano.

BBVA Research concluye que “la economía se desacelerará progresivamente con el retorno a la normalidad” y que las comunidades del sur y del oeste “se verán impulsadas por la aceleración en el uso de los fondos europeos, debido a la mayor relevancia del sector público”.