Internacional

La UE quiere redirigir a Ucrania los bienes confiscados de rusos que intentan sortear sanciones

La Comisión quiere levantar un fondo común con el que financiar las acciones bélicas de Kiev y la posterior reconstrucción

El comisario europeo de Justicia, Didier Reynders
El comisario europeo de Justicia, Didier Reynders FOTO: OLIVIER HOSLET EFE

La Comisión Europea ultima una propuesta para redirigir a Ucrania los fondos obtenidos de la confiscación de bienes a ciudadanos o entidades rusas en la Unión Europea que hayan intentado sortear la congelación de haberes que les impone el bloque comunitario por dar apoyo al régimen de Vladimir Putin en su invasión. «Trabajamos en un instrumento europeo que hiciera la confiscación posible en el conjunto de la UE cuando hubiera una voluntad de eludir las sanciones, ya que esquivar las sanciones sería en sí mismo un delito», explicó el comisario de Justicia, Didier Reynders, en una rueda de prensa en Bruselas.

El objetivo, dijo el comisario, es contar con un fondo común europeo con el que poder financiar la reconstrucción del país invadido y apoyar a los ucranianos víctimas de la guerra.

Reynders explicó que ya hay varios Estados miembros que cuentan con un marco jurídico que les permite confiscar los bienes de sancionados por la UE que intentan esquivar castigo, por ejemplo designando un testaferro o con sistemas más complejos, ya que el hecho de intentar eludir las sanciones supone un delito grave. El trabajo de lo servicios comunitarios se centra ahora en que la confiscación de los activos de quienes eluden las sanciones sea posible en todos los países de la Unión Europea, dijo Reynders, y después se exploraría un «tercer objetivo» para que los Estados miembro aceptaran «ponerlo en un fondo común» con el que «financiar el apoyo a las víctimas».

La UE tiene en su lista de sancionados por atacar la integridad y soberanía de Ucrania a un total de 1.093 personas y 80 entidades, por lo que sus bienes en la Unión Europea están congelados y además tienen prohibida la entrada en territorio comunitario.