Autoconsumo energético: qué es, cómo puedo beneficiarme y cuánto puedo ahorrar

La instalación de placas solares ha crecido en España hasta un 310% respecto a 2019

Una vivienda con placas solares en su tejado
Una vivienda con placas solares en su tejado FOTO: Jesús G. Feria La Razon

El precio de la luz supone una de las principales problemáticas a las que se está enfrentando la economía del país en la actualidad, haciendo que acabar con su coste elevado y encarecimiento parezca misión imposible. En este sentido el precio medio del “pool” se ha situado este lunes en los 143,27 euros el megavatio hora (MWh), lo que supone un 118% más caro que los 86 euros que se registraron el 27 de junio del año pasado.

Ante esta situación, no es de extrañar que los españoles intenten buscar alternativas que hagan que su factura de la luz a final de mes no se dispare, haciendo que cada vez más sean las personas que deciden instalar placas solares en sus domicilios para autoabastecerse con energía procedente del Sol. Tanto es así que tanto la preocupación medioambiental como los precios en electricidad han hecho que la instalación de placas solares haya crecido en España hasta un 310% en comparación con el 2019.

Asimismo, con el inicio de la estación estival, la obtención de energía solar es mucho más eficaz, por lo que desde la comercializadora energética Gana Energía dan las claves del autoconsumo energético y cómo beneficiarse económicamente con el ahorro en la factura y con la venta de excedentes.

La instalación de placas solares para el uso doméstico supone una gran inversión inicial, por lo que el precio de un sistema fotovoltaico según su tamaño y eficiencia varía desde los 4.000 hasta los 15.000 euros.

No obstante, pese al elevado precio, esta inversión inicial puede recuperarse en un medio plazo de entre cinco y ocho años, de acuerdo con la comercializadora energética.

¿Qué beneficios pueden obtenerse?

  • Se puede ahorrar más de un 50% en la factura energética.
  • Se genera energía limpia y gratuita.
  • Se logra una mayor independencia del mercado eléctrico, ya que se autogenera la energía que consume el inmueble y se reduce así la necesidad de comprarla de la red.
  • Son sistemas que funcionan correctamente durante más de 25 años.
  • Revaloriza el inmueble en caso de venta.
  • Se puede conseguir una bonificación del 50% en IBI y de 95% en ICIO. La instalación de placas solares está subvencionada en varias autonomías.

¿Qué ocurre si no se consume toda la energía?

Sin embargo, estos no son los únicos beneficios que se pueden obtener, sino que los usuarios pueden beneficiarse de la venta de excedentes, es decir, una compensación en concepto de la energía producida y no consumida que suelen ofrecer las comercializadoras eléctricas.

Por tanto, el usuario recibe una compensación económica por la energía generada por sus placas que no llega a consumir. De esta forma, el cliente consigue reducir todavía más su recibo energético, además de ser aprovechada por otros usuarios.

En lo que respecta a la venta, para poder llevarla a cabo, se debe informar a la Consejería de Industria de la comunidad autónoma de residencia. Después, tras aprobar la solicitud, la consejería envía la documentación necesaria a la distribuidora de energía y ésta da el aviso a la comercializadora, quien prepara el contrato de compra-venta del excedente al precio estipulado en sus tarifas.

A través de una lectura de contadores de la distribuidora se realiza la comprobación de excedentes, quién es la encargada de informar a la comercializadora de la cantidad sin consumir para que haga el abono correspondiente a la venta.