Encuesta ATA

Pánico entre los autónomos: “La subida de los alquileres por la inflación va a cerrar miles de negocios”

El 60% de los autónomos ha tenido que subir los precios por la inflación, el 90% tiene ahora más gastos y el 75% se prepara para un empeoramiento de la situación económica, según el XV Barómetro de ATA

Lorenzo Amor (c), durante la presentación del XV Barómetro
Lorenzo Amor (c), durante la presentación del XV BarómetroLa Razónfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@389ca132

La subida de costes ahoga a miles de pequeños empresarios y la inflación, disparada y sin freno, puede dar la puntilla a sus negocios. Los autónomos avisan de lo que se viene encima el año que viene. “Si hay que adaptar la subida de la inflación al incremento de los alquileres el año que viene, miles de autónomos no van a poder afrontarlo ni aguantar sus rentas con una subida del 9% o el 10%. Sería el hachazo definitivo para unas economías al límite por los costes de financiación y el incremento del coste de la actividad por la subida de la energía o los carburantes. Si a todo esto le unimos la previsible bajada del consumo por la incertidumbre de los hogares, la preocupación a corto plazo es máxima para el colectivo. Van a cerrar miles negocios”.

Este es el duro aviso lanzado por el presidente de ATA, Lorenzo Amor, que ha presentado el último barómetro de situación del sector publicado por esta asociación, que muestra que las perspectivas de futuro de los autónomos no son muy halagüeñas. Solo uno de cada cinco (el 18,3%) cree que su negocio crecerá en lo que queda de año, mientras el 60% considera que en los meses que vienen la situación va a empeorar y el 75% de los autónomos considera negativa la tendencia de la economía española.

Los autónomos han visto como sus costes se han disparado y sus ingresos se han visto lastrados por la presión inflacionaria. La escalada de los precios que estamos viviendo estos últimos meses “está poniendo en riesgo la continuidad de la ya complicada situación de muchos autónomos” -reconoció Amor-, que ve un futuro oscuro para muchos emprendedores españoles, sobre todo por el incremento de sus gastos, tanto los correspondientes a su actividad como por los gastos sociales, “que han crecido mucho más que la actividad”. De hecho a casi 9 de cada 10 autónomos se le han incrementado los gastos de su actividad en 2022, pero solo el 57,3% de los autónomos ha subido los precios de sus productos o actividades y un 39,8% ni siquiera ha aplicado la subida de la inflación a sus precios.

Eso sí, seis de cada diez, el 59,2% de los autónomos encuestados, reconocen que tendrán que subir en los próximos meses de mantenerse este ritmo de inflación “porque no tienen más remedio”, insistió Amor. Al 22,2,% de los autónomos los costes de la factura energética han subido más de un 40%, mientras que al 63,2% de los autónomos les ha incrementado entre un 10% y un 40%, lo que “les han hecho replantearse a muchos su propia viabilidad empresarial”.

Finalizada la temporada de verano, el sector teme una situación “realmente complicada y con unas perspectivas inciertas, de gran incertidumbre y con el daño colateral que supone la subida de costes”. Por ello, ”el único objetivo de miles de autónomos solo va a ser aguantar” como consecuencia de la guerra en Ucrania, una inflación desbocada y un continuo encarecimiento de las materias primas, de la electricidad y de los carburantes. Según este barómetro, uno de cada cuatro autónomos dice que el principal problema que más ha dañado su negocio ha sido soportar el incremento del precio de la luz (26,7%) y uno de cada cinco apunta a las materias primas (20,7%) o los impuestos (20,3%). Las cotizaciones son un problema para el 14,5% de los autónomos y el precio de los carburantes para el 13,9%.

Con estas perspectivas, “los autónomos van a tener que volver a solicitar créditos y ayudas para poder aguantar”. Tras un verano casi sin restricciones, ATA esperaba que la recuperación fuera un hecho, pero que dada la complicada situación económica que estamos viviendo, sumado al desabastecimiento de materias primas y el encarecimiento generalizado, ha “impedido al colectivo recuperar todo lo perdido durante los años de pandemia”. Así, casi la mitad de los autónomos, un 47,5%, afirma que su actividad ha descendido en 2022, uno de cada cuatro autónomos se ha mantenido igual que en épocas prepandemia y únicamente un 24,1% puede asegurar que su actividad ha crecido. Por ello, el 75% de los autónomos consideran negativa la tendencia de la economía española y para el 60% de los autónomos en lo que queda de año se prevé un descenso mayor de la actividad de su negocio. Con estos mimbres, el 46% reconoce que ha visto reducida su facturación.

Otro de los aspectos que más preocupa a los trabajadores por cuenta propia es la morosidad, “otro de los grandes problemas a los que se enfrentan”. En lo que va de año el 41,6% dice haberla sufrido, un porcentaje que ha aumentado respecto al barómetro de mayo (38,6%) y casi un 10% al de hace un año (32,1%). Entre los afectados, una parte la sufre sólo de entidades públicas (6,7 % ), otra de las privadas (26%) y otra de ambas (8,9%). Poco más de la mitad asegura no verse en este momento afectado por la morosidad.

Con esta situación, Amor ha vuelto a pedir al Gobierno “responsabilidad” y que “baje los impuestos”, como están haciendo algunas comunidades autónomas. “El Gobierno pide que arrimemos el hombro, pero ellos no lo arriman. Yo lo que le pediría que tome nota del esfuerzo que estamos haciendo hogares, autónomos y empresarios. No es momento de subir impuestos, porque provoca el efecto contrario, menos recaudación. Yo voy a defender siempre cualquier bajada de impuestos y que tome nota el Gobierno de los ciudadanos, que están recortando gastos. Que se apliquen el cuento”.

Amor criticó también que se “utilice la armonización fiscal para lo que quiere, patra sus intereses” y que el Gobierno hace cuentas sobre “lo que se va a perder en las comunidades que han decidido deflactar el IRPF o la reducción del impuesto de Patrimonio en vez de ver lo que se puede ganar. El tiempo pondrá a cada uno en su sitio”. Desde ATA reclaman que se rebajen el IVA, las retenciones y los pagos a cuenta. “Es ilógico que el autónomo que hace una factura y se le tiene un 15% sin tener en cuenta los gastos. Estamos dando una financiación extra al Estado porque a la mayoría le sale a devolver pero no se le devuelve hasta un año después”. Dos de cada tres aseguran no haber acudido a una entidad bancaria a solicitar información durante este año, pues el 42,2% no han necesitado estas líneas de financiación y el 39,3% afirma que no puede endeudarse más ante las dificultades que está atravesando.

La encuesta también ha puesto de manifiesto que las ayudas del Kit Digital -para ayudar a las empresas a digitalizarse- aún están lejos de ser generalizadas. El 17,9% de los autónomos asegura que la información sobre este fondo no les ha llegado bien; el 54,8% dice que aún no la ha solicitado y menos de un tercio ha iniciado los trámites de la solicitud. “El nivel de burocracia y papeleo está complicando las solicitudes. Aunque más de la mitad no lo vaya a pedir, más de 1,2 millones de autónomos sí que estarían dispuestos a pedirlo y esperemos que vaya a más”.