MENÚ
domingo 25 agosto 2019
12:57
Actualizado

Caixabank dice adiós al ladrillo

Firma la venta del 80% de sus activos inmobiliarios a una sociedad liderada por el fondo Lone Star.

  • Caixabank se quita un peso de encima, los activos inmobiliarios
    Caixabank se quita un peso de encima, los activos inmobiliarios

Tiempo de lectura 2 min.

28 de junio de 2018. 23:48h

Comentada
J. Martín.  28/6/2018

Caixabank acordó ayer traspasar a una compañía propiedad de los fondos Lone Star Fund X y Lone Star Real Estate Fund V (Lone Star) el 80% de su negocio inmobiliario, compuesto por los activos inmobiliarios existentes a octubre de 2017 y clasificados como disponibles para la venta y por la compañía Servihabitat. De acuerdo con la información facilitada por la entidad financiera, la valoración inicial de la totalidad del negocio inmobiliario se estima en 7.000 millones de euros. La cartera inmobiliaria tenía un valor bruto de 12.800 millones de euros.

Una vez que Caixabank complete la recompra del 51% de Servihabitat, operación cuya ejecución está todavía pendiente de autorización por la CNMC, Caixabank aportará el negocio inmobiliario a una nueva sociedad de la que venderá el 80% a Lone Star, y mantendrá una participación del 20%. Lone Star y Caixabank firmarán un acuerdo para regular sus relaciones como socios de la nueva sociedad.

Para Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank, se trata de una «operación que supone adelantar varios años nuestros objetivos estratégicos de reducción de activos problemáticos, permitiendo posicionar a CaixaBank como uno de los bancos con el balance más saneado del mercado español».

Caixabank ha seguido el camino marcado por otras grandes entidades financieras, con el objeto de liberar las cargas de su balance que suponen los activos dudosos, que en el caso de la entidad que preside Jordi Gual ascienden a 13.695 millones. En agosto del pasado año, Santander vendió parte de su negocio a Blackstone. En noviembre, BBVA siguió el mismo camino siendo Cerberus el comprador.

El precio de la venta del 80% de la nueva sociedad será el 80% de la valoración final del negocio inmobiliario a la fecha de cierre, por lo que la cifra dependerá principalmente del número de activos inmobiliarios que permanezcan en la nueva compañía en esa fecha (es decir, según el número de activos vendidos entre el 31 de octubre de 2017 hasta el cierre de la transacción).

Se estima que la desconsolidación del negocio inmobiliario tendrá un impacto neutral en la cuenta de resultados y un impacto positivo estimado de 30 puntos básicos en la ratio de capital CET 1 «fully loaded». El impacto combinado con la recompra del 51% de Servihabitat anunciada el 8 de junio de 2018 se estima en +15 puntos básicos de la ratio de capital CET 1 «fully loaded». A cierre del primer trimestre, el capital de máxima solvencia de Caixabank era del 11,6%. En los tres primeros meses de este ejercicio, la entidad obtuvo un beneficio atribuible de 704 millones de euros, un 74,7% más que en el año anterior.

Últimas noticias