MENÚ
miércoles 18 julio 2018
08:49
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

De Guindos: «España tendrá los apoyos»

El ministro de Hacienda y Función Pública ha opinado que «en absoluto» supone un revés que la Eurocámara prefiera a Lane

  • De Guindos: «España tendrá los apoyos»
Bruselas.

Tiempo de lectura 4 min.

15 de febrero de 2018. 23:45h

Comentada
Mirentxu Arroqui.  Bruselas. 15/2/2018

-

No ha sido una sorpresa, pero sí un ligero revés. Nada indica que la candidatura de Luis de Guindos como vicepresidente del Banco Central Europeo vaya a salir dañada, pero la preferencia del Parlamento Europeo por su contrincante ha abierto algunas heridas. La Comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara publicó ayer un comunicado en el que califican como «más convincente» la intervención de Philip Lane, el candidato irlandés. En el mismo texto, se deja claro que ambos candidatos hicieron «una buena presentación» en la audiencia que se celebró a puerta cerrada el pasado miércoles (con sólo una decena de miembros de los 61 que tiene la Comisión, según las fuentes consultadas por LA RAZÓN), y que sin embargo no ha evitado que algunos grupos mantengan «reservas» a la candidatura del ministro español.

La desconfianza hacía Luis de Guindos se debe, sobre todo, a su condición de ministro. Poco compatible, a priori, con la independencia proclamada por la institución monetaria, que prefiere tener a banqueros entres sus filas, aunque otros políticos hayan ocupado antes sus sillones.

Pero para la Comisión Europea y los miembros de la zona euro, esto no es un problema. Todo indica que este próximo lunes las 19 capitales europeas que comparten la divisa común apoyarán a Luis de Guindos y que ni siquiera será necesaria una votación porque el español se impondrá por consenso. Sólo un cambio de última hora de una de las grandes capitales europeas podría conseguir una mayoría alternativa. Pero esto supondría desafiar a Berlín, que apoya a España. Parece poco probable que París o Roma se aventuren a un movimiento de estas características. España lleva dos años para asegurarse de que esto no suceda.

Se da por supuesto que Irlanda ha decidido presentar un candidato como modo de asegurarse un sillón en la cúpula del BCE en los puestos que quedarán libres a partir de 2019. El cargo que ahora mismo ostenta, Peter Praet, el economista jefe del BCE, podría ir a parar al banquero irlandés cuyos conocimientos técnicos han causado muy buena impresión. También sería una forma de resarcir a Dublín que, a pesar de haber sido uno de los países fundadores del euro, nunca ha tenido espacio en el núcleo duro de la institución monetaria.

La opinión emitida ayer por la Eurocámara no tiene carácter vinculante pero el proceso ya ha comenzado a levantar ampollas. Aunque todos los candidatos elegidos por las capitales europeas para ocupar la cúpula del BCE deben pasar un examen consultivo del Parlamento Europeo (De Guindos deberá volver comparecer a finales de febrero sí es finalmente designado), es la primera vez que se opta por una audiencia de estas características antes de que los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro se hayan pronunciado. La comparecencia del miércoles fue a puerta cerrada y hasta que terminaron las dos intervenciones y no se reunieron los coordinadores de los grupos políticos, se desconocía si la opinión de los eurodiputados iba a ser o no pública o tan sólo iba a ponerse en conocimiento del presidente del Eurogrupo.

El procedimiento, según fuentes parlamentarias, ha sido «raro». También el momento elegido, una semana en la que no se celebran comisiones parlamentarias y los eurodiputados se encuentran en sus países de origen. El responsable de organizarla ha sido el el presidente de la Comisión, el socialista italiano Roberto Gualtieri. El Partido Popular Europeo lo ha visto como una encerrona.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs