Opinión

Economía

¿Por qué Portugal ha logrado mejor rating que España por primera vez en la historia?

La agencia Moody’s otorga una mejor calificación de solvencia económica a nuestros vecinos

Banderas de España y Portugal
Banderas de España y PortugalJesús HellínEuropa Press

Quinto Horacio Flaco (65AC-9AC), quizá el mayor poeta lírico y satírico latino, decía que «te interesa personalmente si la casa de tu vecino está ardiendo». Es cierto, pero no solo las catástrofes más próximas importan. Todo lo cercano afecta y también influye. Por primera vez en la historia, Portugal , ese vecino y pariente cercano con frecuencia denostado, ha conseguido tener un «rating» –calificación de solvencia– superior al de España. Se lo acaba de conceder la agencia Moody’s, que en su última revisión otorga a la economía lusa nota de A3, la inmediata superior a la española de Baa1. España todavía está mejor calificada que Portugal por las otras dos grandes agencias de rating, Standard & Poor’s y Fitch.

Sin embargo, todo es cuestión de tiempo y es probable que, en las próximas revisiones, la economía portuguesa sea considerada más solvente que la española. No es nada sorprendente y los datos son tozudos. Portugal tenía un déficit público del 0,3% y una deuda del 121,5% del PIB en 2018. Aquel año, el déficit español fue del 2,6% y la deuda ascendía al 100,4% del PIB. En 2020, como consecuencia de la pandemia, los portugueses tuvieron un déficit del 5,8% y la deuda se disparó hasta el 134,9% del PIB. España, mientras tanto, disparaba el déficit hasta el 10,1% y la deuda hasta el 120,4%. Todo ha cambiado mucho en los últimos cuatro años y así, la economía lusa terminará 2023 con un superávit del 0,9% y una deuda que se ha reducido hasta el 104,3%. España por su parte, cerrará el ejercicio con algo menos de un 4% de déficit y una deuda del 112% más o menos. En pocas palabras, Portugal han enjugado su déficit, lo que ha permitido reducir la deuda del 134,9 al 104,3% mientras que España, que mantiene sus déficits crónicos, ha controlado mucho menos la deuda. Si hacen falta más datos, la prima de riesgo portuguesa es inferior a la española hace meses y cada vez más. De hecho, la portuguesa es de 66 puntos básicos –apenas un poco más alta que la francesa– frente a los 101 de la española, con la griega en 120 puntos. Eso sí la italiana es de 178 puntos, pero tampoco es un consuelo. El fuego no está ahora en la casa del vecino, sino en la propia y eso también importa personalmente como explicaría Horacio.