Política

C´s absorbe el voto útil y lidera la oposición

Suma 16 diputados más para alcanzar los 25 y ser la primera fuerza españolista en Cataluña, pero no evita la mayoría independentista

La candidata a la presidencia de la Generalitat por Ciutadans, Inés Arrimadas (c) y el líder del partido, Albert Rivera (4i) durante la rueda de prensa
La candidata a la presidencia de la Generalitat por Ciutadans, Inés Arrimadas (c) y el líder del partido, Albert Rivera (4i) durante la rueda de prensa

Con sus 25 diputados, Ciudadanos es ya la primera fuerza española en Cataluña, desbancando así al PSC, y su candidata Inés Arrimadas se convierte en la líder del partido de referencia en la oposición, es decir, que se erige en la jefa de la oposición, un título que en Cataluña no es una mera formalidad, sino que implica responsabilidad y reconocimiento.

Ciudadanos ha hecho realidad su aspiración de convertirse en el partido de referencia entre los constitucionalistas, arrebatando votantes al PSC, que deja de ser así el primer partido español en el Parlament, y debilitando al Partido Popular. En este sentido, ha hecho valer su marca y un contexto propicio para los nuevos partidos, así como su condición de representar el voto útil, para ganar terreno, fuerza y presencia en el Parlament.

Su imagen de partido regenerador, que apuesta por un cambio de gobierno como inicio de una nueva etapa en contraposición a los de siempre, y su clara apuesta por mantener la unidad han afianzado al partido naranja en Cataluña, donde en las autonómicas de 2012 ya protagonizó un destacado crecimiento al lograr 9 diputados.

Ahora, Ciudadanos, que en las municipales del mes de mayo se erigió como la tercera fuerza en el Ayuntamiento de Barcelona y pasó de los 7 concejales a los 176 en 87 municipios de los 89 en los que se presentaba en Cataluña, ha casi triplicado su representación en el Parlament, de manera que llevará el timón en la oposición, con Inés Arrimadas al frente. La candidata tiene ahora el reto de asumir esa responsabilidad, ese liderato, y hacerse valer cuando hasta ahora, el 70% de los catalanes aseguraba no conocerla, según una encuesta del CIS.

Pero este importante crecimiento que ha experimentado el partido, que ha concetrado un 17,94% de los votos, no ha sido suficiente para lograr romper la mayoría absoluta de los soberanistas. El partido de Albert Rivera, que durante la campaña ya había hecho pública su disposición a un posible pacto unionista para evitar un gobierno separatista, ha logrado concentrar el voto de quienes se oponen a la independencia, pero eso no ha sido suficiente para evitar la mayoría absoluta de los que defienden la independencia, lo que a priori hace casi inviable, o al menos muy poco probable, un hipotético gobierno presidido por Arrimadas.

Pese a ello, la candidata de Ciudadanos puso de relieve que Junts Pel Sí no ha logrado la mayoría y destacó que «se ha demostrado que la mayoría de los catalanes ha dado la espalda a Artur Mas». Arrimadas pidió entonces la dimisión del presidente de la Generalitat en funciones y reclamó la convocatoria «de unas nuevas elecciones autonómicas en las que nos presentemos como partidos con nuestros programas».