Un documento reservado prueba que Interior cesó a Pérez de los Cobos por “no informar de las investigaciones”

Según una nota de la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, la “pérdida de confianza” fue por negarse a filtrarle las diligencias judiciales sobre el 8-M, lo que desmiente la versión de Grande-Marlaska.

Thumbnail

Nuevo capítulo en el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos. Después de que el titular de Interior, Fernando Grande Marlaska haya reiterado en varias ocasiones que lo ocurrido se debía a un impulso del proyecto de la Guardia Civil, según un documento al que ha tenido acceso LA RAZÓN, dicho cese se debió a que el jefe del Cuerpo en Madrid se negó a filtrarle las diligencias judiciales sobre el 8-M.

Según destaca dicho medio, la directora general del cuerpo, María Gámez, deja patente en un escrito que la “pérdida de confianza” fue debida por “no informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil, en el marco operativo y de Policía Judicial, con fines de conocimiento”. Así consta en la propuesta oficial de destitución de Pérez de los Cobos, a la que ha tenido acceso dicho medio.

Dicho documento tiene membrete de “reservado” y además compromete a la cúpula del Ministerio desmontando así sus versiones. Cabe recordar que Grande Marlaska desafío a De los Cobos y aseguró en la comisión de Interior del Senado que ni él ni nadie del ministerio ni tampoco la directora general de la Guardia Civil habían pedido nada que tuviera que ver con el informe de la investigación de las manifestaciones del 8-M. Sin embargo, este documento desmontaría la versión del Gobierno sobre el cese del coronel, el pasado domingo 24 de mayo por la noche, unas horas después de que la Policía Judicial de la Guardia Civil de Madrid remitiera un informe al Juzgado de Instrucción número 51 de Plaza de Castilla.

En dicho documento, la directora general deja constancia del cese del Coronel Pérez de los Cobos por no informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil, en el marco operativo y de Policía Judicial con fines de conocimiento”. De esta manera quedaría patente que el coronel cesado por negarse a cumplir una orden presuntamente ilegal.

Los agentes de las Fuerzas de Seguridad que trabajan en funciones de Policía Judicial tienen la obligación de guardar el secreto de las actuaciones en las que estén inmersos y reportar su contenido únicamente a los jueces instructores.

Todo esto sigue causando un patente malestar interno dentro de la Guardia Civil.

Por su parte, Interior insiste en que el cese del coronel Pérez de los Cobos se debe al “proceso de remodelación” y que la pérdida de confianza se concreta en que “se incumplió el procedimiento de comunicación de actuaciones”, y precisan que “a los solos efectos de conocimiento”. Insisten en que no conocían las actuaciones del informe que fue objeto de filtraciones.