Marruecos “marca” a España los puertos para la operación “Paso del Estrecho”

Excluye los de Ceuta y Melilla, para seguir con el bloqueo comercial de las ciudades autónomas

Marruecos ha marcado los puertos que serán utilizados este año para la operación “Paso del Estrecho” mediante la cual más de tres millones de marroquíes vuelven a su país para las vacaciones de verano. Lo ha hecho, según fuentes conocedoras del asunto consultadas por LA RAZÓN, de forma unilateral sin que por parte del Gobierno español se haya expresado ninguna pega, al menos de momento.

Los barcos que partan de la Península (hasta en 11 navieras, según se acredita en el cuadro que se publica en este mismo artículo) no arribarán a los de Ceuta y Melilla, dentro de la política de bloqueo comercial contra ambas ciudades autónomas que practica el vecino país desde hace más de un año, con las consiguientes pérdidas económicas. Está política de bloqueo comenzó tímidamente en 2018, siguió con la prohibición del contrabando conocido como “comercio atípico” (porteadores que pasaban mercancías desde España a Marruecos) hasta el bloqueo total.

En el trasfondo de este asunto, sobre el que oficialmente se guarda silencio, está el de la vieja reivindicación territorial de Marruecos sobre ambas ciudades autónomas. Los barcos que partan de Algeciras, Motril, Barcelona, ..etcétera, incluidos algunos franceses, se dirigirán a los puertos de Tánger, Tanger-Med, Alhucemas y Nador.

Este año, debido a la pandemia del coronavirus, la operación “Paso del Estrecho” se iniciará el 15 de julio, un mes más tarde que en años anteriores.

La dirección de la Marina Comercial del Ministerio de Transportes marroquí ha elaborado un documento, al que ha tenido acceso LA RAZÓN, en el que se marcan como fechas de mayor intensidad en el viaje de ida del 25 al 31 de julio, coincidiendo con la Fiesta del sacrificio. Y de vuelta hacia Europa, del 22 al 31 de julio. Operarán un total de 11 navieras desde distintos puertos con la excepción ya comentada de Ceuta y Melilla

En dicho documento se establecen las medidas sanitarias que deberán reunir los barcos, como el “marcado en el suelo para permitir el distanciamiento social de los pasajeros de un metro a cuatrio metros”; comunicar la capacidad del buque, una vez establecida esta medida; los espacios de aislamiento en caso de declaración durante el viaje de un caso de contaminación.

Asimismo, se prohíben los bufets; se habilitan instalaciones accesibles para lavarse las manos a menudo con agua y jabón; suficientes dispensadores de desinfectante para manos a base de alcohol; y el tratamiento del aire acondicionado por ventilación.

Antes de comprar el billete, los pasajeros deben proporcionar una prueba de la prueba COVID19 negativa, que se solicitará en el momento de embarque; en cualquier caso, serán sometidos a un control de temperatura antes de abordar la nave. Además, del uso de mascarillas, etcétera.

Ceuta y Melilla han sido las ciudades españolas que han tenido una menor incidencia del coronavirus porque se han respetado las normas desde el principio. Su exclusión por parte de Marruecos como puntos de destino este años de la operación Paso del estrecho se debe a razones absolutamente extra sanitarias y relacionadas con el mencionado bloqueo comercial.