PSOE y Podemos votan en contra de bajar el IVA a las mascarillas

La proposición no de ley fue aprobada gracias a los votos a favor del resto de fuerzas políticas en la Comisión de Hacienda del Congreso

Por solo un voto aprobó ayer la Comisión de Hacienda del Congreso una proposición no de ley para instar al Gobierno a que reduzca el tipo del IVA de las mascarillas desde el 21% vigente en este momento (el máximo posible) hasta el 4%. La argumentación que esgrimió Ciudadanos, el grupo parlamentario que defendía la proposición, es que si el propio Gobierno obliga bajo multa a que se utilicen las mascarillas y otros artículos de barrera tiene sentido que las autoridades reduzcan en lo posible su precio precisamente para facilitar su uso como prevención para el contagio. «Si hubo consenso para reducir el IVA a los libros, revistas y periódicos electrónicos durante la pandemia, debería haberlo, con más razón, para la modificación del impuesto en este caso, pues pocas cosas resultan hoy más necesarias e insustituibles que los elementos farmacéuticos de barrera, protección y prevención contra el contagio del coronavirus», se razonaba desde Cs.

Pues bien, el grupo parlamentario socialista y Unidas Podemos han utilizado sus 17 votos en la comisión para intentar que la proposición de ley no fuera aprobada y solo la unanimidad de el resto de fuerzas presentes, que suman 18 votos, hicieron que prosperara finalmente. El diputado socialista Valentín García Gómez fue el encargado de defender la argumentación socialista. Según García Sánchez la propuesta de Ciudadanos «solo conduce a la melancolía» porque el Tribunal de Justicia de la Unión Europea sentó jurisprudencia en 2013 en el sentido de que no se pueden bajar los tipos de IVA hasta el 4% sino se modifica la legislación europea por lo que donde debería presentarse la propuesta es en el Parlamento Europeo y no en el Congreso de los Diputados. Apuntalando el razonamiento del socialista estuvo Laura López quien recordó que el Gobierno ya ha fijado el precio máximo de estos productos y que, además, los centros hospitalarios ya están exentos del IVA de estos productos.

Durante el debate, María Carmen Martínez Granados de Cs, avisó de que hay familias que van a tener un cargo adicional con la compra de estos materiales sanitarios, obligatorios o recomendados, a su «economía ya de por sí bastante afectada» por la crisis generada por el Covid-19. «Es una manera de suavizar el impacto económico de estas nuevas medidas», dijo al respecto.

Actualmente, las mascarillas, geles hidroalcohólicos, guantes y otros artículos de barrera frente al contagio, están gravados a un tipo del 21 por ciento en el tipo «más alto». Un IVA que, según la proposición no de ley impulsada por Ciudadanos es «más elevado» que el que tiene la bollería industrial o las bebidas carbonatadas. Y el tabaco y el alcohol, cabría añadir.

No fue la única proposición que intentaro parar los partidos gubernamentales. La misma Comisión aprobó ayer martes una proposición no de ley de Junts per Catalunya por la que se insta al Gobierno a bajar el IVA de los servicios funerarios del 21% al 10% actual. Una vez más, todos los grupos votaron a favor de la iniciativa, a excepción de PSOE y Unidas Podemos que creen que este «no es el momento» de esta medida, debido a la situación económica del país con la crisis del Covid19. El portavoz de Junts en esta comisión, Ferrán Bel, ya señaló en la defensa del texto que no iba a aceptar argumentos en contra de esta iniciativa en los que se alegara la «difícil» situación económica del país tras la crisis del Covid19. A su juicio, son servicios esenciales para la población en los que, además, el «esfuerzo» económico estaría repartido «al 50%» entre comunidad autónoma y Estado. Sin embargo, los socialistas creen que esta reducción del IVA supondría un grave impacto presupuestario. La portavoz del PSOE, María Luisa Vilches, señaló que una medida así, sin contraprestación, «no tiene sentido en la situación actual», cuando «el mandato de los ciudadanos es que se apueste por la calidad de lo público y el fortalecimiento del Estado del Bienestar».