La Fiscalía pide al Supremo que suspenda la aplicación del 100.2 a todos los condenados del “procés”

Implicará que no podrán salir de prisión para hacer voluntariado, dar clases en la universidad o trabajar en su propia empresa, ya que también está suspendido el tercer grado para, hasta ahora, cinco de ellos

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha pedido esta mañana a la Sala Penal del Tribunal Supremo que deje en suspenso la aplicación del artículo 100.2 para todos los condenados por el “procés” hasta tanto se resuelvan los recursos presentados contra esa decisión de las juntas de tratamiento de la prisiones donde cumplen condenas y su posterior ratificación por los Servicios Penitenciarios de la Generalitat. El Supremo acordó esa medida respecto a la ex presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

En el escrito del Ministerio Público, al que ha tenido acceso LA RAZÓN, se señala que una vez lleguen a la Sala los autos de los recursos de apelación presentados por la Fiscalía de Cataluña se dicten las oportunas Providencias en las que se acuerde la inmediata suspensión cautelar del art. 100.2 RP, con comunicación al respectivo Centro Penitenciario respecto de Oriol Junqueras, Joaquin Forn, Jordi Turull, Josep Rull, Raúl Romeva, Dolors Bassa, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.

Junto a ello, el fiscal también alude al hecho de que la Fiscalía de Barcelona ha solicitado también ante los Juzgados de Vigilancia competentes la citada suspensión cautelar, para evitar que la decisión pudiera demorarse hasta el momento en que los recursos de apelación se remitan desde la Audiencia de Barcelona a la Sala Penal.

Si la Sala atiende este petición, como es previsible dado que la propia Sala de lo Penal del Supremo ya dejó claro en la decisión que afectaba a Forcadell que la interposición del recurso de apelación contra la concesión del artículo 100.2 a los condenados “provoca la aplicación del efecto suspensivo”, todos los condenados por el “procés” tendrán que seguir cumpliendo sus condenas por el delito de sedición hasta que el tribunal que les juzgó, en su caso, rechazase los recursos.

Ayer, un juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Cataluña dejó también en suspenso la aplicación del tecer grado respecto a cinco de ellos. Hoy está previsto que el Ministerio Público recurra igualmente el régimen de libertad de los otro cuatro condenados.