La Guardia Civil reduce a tiros a un individuo que amenazaba con dos cuchillos a los vecinos en Manzanares el Real

Resultó herido en el muslo de una pierna cuando iba a apuñalar a uno de los agentes

Agentes de la Guardia Civil han tenido que hacer uso de sus armas ante la amenaza que suponía un individuo que amenazaba con dos cuchillos a los vecinos que encontraba a su paso. Los hechos han ocurrido en Manzanares el Real, en la madrileña Sierra de Guadarrama, y el agresor ha sido trasladado a un centro hospitalario. Tiene, al menos, una herida de bala, según han informado a LA RAZÓN fuentes de la Benemérita.

Los hechos sucedieron a las 03:30 de la madrugada.

La Guardia Civil recibió un aviso de que un varón en actitud violenta se encontraba en la localidad de Manzanares el Real y portaba dos armas blancas. Al lugar se dirigieron varias patrullas y cuando los agentes se disponían a rodear al individuo para intentar reducirlo, arremetió contra los guardias con intención de lesionarles. Se realizaron entonces disparos disuasorios sin ningún resultado, y ante la inminencia del apuñalamiento a un agente, efectuó un disparo que impactó en el muslo izquierdo del atacante.

Un equipo del SUMMA atendió al herido, de 26 años y nacionalidad española, que fue trasladado al Hospital de la Paz con pronóstico reservado.

Todo parece indicar que el individuo puede tener las facultades mentales mermadas y, en principio, los hechos no se relacionan con actividades terroristas o de bandas organizadas.