“Gibraltar Strike”: los llanitos se preparan para el Brexit con ejercicios militares de “combate urbano”

No es broma: en el último tramo de las negociaciones sobre el estatus del Peñón tras el Brexit, los Royal Marines han llevado a cabo ejercicios con salto desde helicópteros y tácticas de guerrilla calle a calle

La inverosímil naturaleza de los hechos hace necesario comenzar con una cita textual sacada directamente de una nota oficial del la Armada Real británica: “Gibraltar Strike incluye salto con cuerda desde helicópteros y entrenamiento de combate urbano haciendo uso de las instalaciones del Peñón al tiempo que los Royal Marines continúan su transición a la Futura Fuerza de Comandos”.

El Mayor Andrew Lacy, de la 42 Commando’s Support Company de la Armada Real británica, dijo: “El ejercicio en Gibraltar nos permite afinar nuestras habilidades en un entorno de entrenamiento excelente. El 42 Commando tiene un abanico amplio de soportes especiales para la Armada Real. Estos incluyen abordajes, francotiradores marítimos, protección de tropas así como equipos de entrenamiento y asesoramiento expertos en apoyar fuerzas regionales aliadas”. Expertos militares españoles consultados sobre los ejercicios realizados por sus aliados británicos aseguran que a expresión “fuerzas regionales asociadas (“regional partner forces”, en inglés) es de difícil interpretación. Las mismas fuentes señalan que “no es inhabitual que se produzcan este tipo de demostraciones de músculo cuando se están llevando a cabo negociaciones políticas importantes”. En efecto, aunque el ejercicio tuvo lugar el pasado 23 de septiembre, en estos momentos están teniendo lugar el decisivo tramo final de las negociaciones sobre cuál va a ser la relación futura del Peñón con España entre la delegación británica (en la que está incluida el mismo Picardo en representación de las autoridades locales de Gibraltar) y la delegación española en Madrid.

Es pertinente resaltar que el contingente de Royal Marines que “estiró las piernas” en la colonia británica en territorio español formaba parte un nada despreciable contingente naval compuesto por nada menos que el buque insignia británico “HMS Albion”, el destructor HSM Dragon y el buque de apoyo RFA Lyme Bay. Más declaraciones del Mayor Lacy al Gibraltar Chronicle al finalizar el ejercicio: “Hoy Hemos estado haciendo lo que nosotros llamamos salto con cuerda desde helicópteros (“helicopter abseiling”), que es el método que utilizamos para introducirnos especialmente en un entorno con mucha vegetación. También en entorno urbano donde no es posible que los helicópteros aterricen”.

El accidente de Picardo

Es pertinente recordar que el Ejecutivo que preside Fabián Picardo informó a comienzos de esta semana que el coche en el que viajaban a Madrid éste y el viceministro principal, Joseph García, sufrió un accidente al llegar a Málaga, pero añadió que ambos se encuentran bien y pudieron continuar su viaje en el coche oficial complementario. En las conversaciones participa también el fiscal general, Michael Llamas.

Este nuevo contacto tiene lugar en un momento en que el Gobierno de Gibraltar ha empezado a emitir ‘notas técnicas’ para que sus ciudadanos se preparen para la posibilidad de un Brexit sin acuerdo, avisando, por ejemplo, de que podrían necesitar un pasaporte para entrar en el área Schengen, es decir, para cruzar la Verja. En ellas, el Gobierno de Picardo plantea cuáles puede ser, a su juicio, las soluciones, tales como alguna “asociación con el espacio Schengen” o la posibilidad de que se exima a los residentes en Gibraltar de tener que presentar un pasaporte y que se siga aceptando su tarjeta de identidad como documento de viaje válido.