Alberto Garzón, un ministro light que cobra más de 74.000 euros anuales

El ministro de Consumo dirige una cartera de nueva creación que arrebató las competencias del juego a Hacienda.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha iniciado hoy un procedimiento para ampliar los requisitos de etiquetado, publicidad y control de las mascarillas higiénicas, un elemento de protección que se ha popularizado entre la población debido a la pandemia del coronavirus. Se trata de una de las últimas ocurrencias de su Ministerio que se ha caracterizado por una actividad más bien poco frenética desde su creación.

No en vano, el establecimiento de esta cartera se interpretó como un puesto “ad hoc” para el líder de Izquierda Unida para que el socio minoritario de la coalición de Gobierno - Unidas Podemos- tuviera su cuota dentro del Consejo de Ministro, y más concretamente, para que IU también estuviera presente en La Moncloa. De hecho, la cartera de Consumo nació del troceo de los ministerios llevado a cabo por Sánchez al lograr el apoyo de los morados a su investidura y el líder de Izquierda Unida se convirtió en ministro de una nueva cartera que arrebata las competencias sobre el juego a Hacienda.

Desde que forma parte del Consejo de Ministros, Alberto Garzón ha pronunciado algunas desafortunadas palabras. En concreto, provocó un monumental cabreo de la Mesa de Turismo al calificar a este sector -tan fundamental en la economía española- de “precario y bajo valor añadido”. Estas palabras suscitaron la petición por parte de la patronal de su dimisión. Además, ha lanzado su personal cruzada contra las casas de apuestas y hace unas semanas advirtió a los clubes de fútbol que su cartera vetará la publicidad de estas empresas en su camisetas.

Sin embargo, no son esto mediáticos anuncios los que ha centrado su actividad durante estos meses. Si por algo se ha caracterizado Garzón es por cargar contra las Instituciones desde el Gobierno. Así, su mayor visibilidad dentro del Ejecutivo se debe a los insultos a la Monarquía ya que ha puesto en duda la neutralidad de la Monarquía al tildar de “insostenible” la posición de la Monarquía a la que acusó de “maniobrar contra el Gobierno”.

Estos ataques a las Instituciones tienen premio. Garzón es ministro de Consumo desde el 13 de enero de 2020. Hasta ahora ha cobrado ocho nóminas. Según el BOE del 22 de enero, el sueldo que tienen fijado los ministros para este año es de 74.858, 16 euros brutos anuales, lo que supone, 12 pagas de 6.238 euros. Además, al ser diputado por Malága tiene derecho a la indemnización para manutención y residencia que asciende a 1.959 euros al ser diputado por la circunscripción de Málaga.

En la declaración de bienes presentada en el Congreso de los Diputados figura que el ministro percibe 1994, 23 euros en concepto de derechos editoriales. Asegura también que la cantidad pagada de IRPF fue de 27. 666,74 euros. Respecto a sus bienes patrimoniales, Garzón posee al al 50% de un piso residencial en Rivas Vaciamadrid (Madrid) de 2018, valorado en 87.529 euros. Además es propietario de dos viviendas residenciales en Rincón de la Victoria (Málaga) valorados en 85.723 euros y 73.733 euros al 25% y 50%, respectivamente, correspondientes con una herencia. Asimismo, posee un garaje en esta localidad malagueña valorado en 4.172 euros del que es propietario al 25% y también es fruto de una herencia. En su cuenta de ahorro, a fecha de 19 de noviembre de 2019, contaba con 17.000 euros. Por último, el ministro de consumo declaró tener un préstamo de hipotecario de 2018 de 164.000 euros, del que ya habría pagado 157.208 euros.