Iglesias politiza el acto del Rey con un discurso contra la ultraderecha

El vicepresidente critica además la actuación del Gobierno en la huida a España de Leopoldo López

El Rey Felipe VI, junto a Pablo Iglesias y la ministra de Exteriores, Arancha González, a su llegada al aeropuerto de El Alto, en Bolivia, el pasado sábadoMartin AlipazEFE

Un año después de la caída del mandatario izquierdista Evo Morales, su delfín Luis Arce asumió ayer el cargo de presidente de Bolivia con el desafío de cerrar las heridas políticas y superar la crisis económica en lo que supone el retorno al poder del Movimiento al Socialismo (MAS), liderado por Morales, quien regresará al país hoy desde su exilio en la vecina Argentina. Morales huyó tras ser acusado de fraude en las pasadas elecciones, e incluso de actos terroristas por incitar a la rebelión. Sin embargo, hace unos días un juez levantó los cargos.

El Rey de España, Felipe VI, llegó a Bolivia acompañado del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, para asistir ayer a la toma de posesión del nuevo presidente boliviano, Luis Arce, con quien se ha reunido. Y, una vez más, Iglesias ha utilizado estos viajes para establecer lazos de manera unilateral con los gobiernos y organizaciones de izquierdas. Relaciones que en un pasado patrocinaron a Podemos de una forma indirecta.

De hecho Iglesias ha suscrito una declaración conjunta con dirigentes y ex mandatarios iberoamericanos en la que sitúan al «golpismo de la ultraderecha» como principal amenaza de la democracia y la paz social, un texto también rubricado por el ex presidente Rodríguez Zapatero.

Así lo recoge la denominada Declaración de La Paz para la defensa de la democracia, que han rubricado el nuevo presidente de Bolivia, Luis Arce, su homólogo en Argentina, Alberto Fernández y el propio Iglesias, que han coincidido en la capital del país sudamericano en la que es la primera vez que Iglesias acompaña a un acto oficial al jefe del Estado. De hecho el ex jefe de gabinete de Iglesias Pablo Gentili es ahora el secretario de políticas internacionales de Educación con el Gobierno peronista.

El líder de Podemos aprovechó también para mantener reuniones con buena parte de la vertiente zurda de América Latina. Entre ellos Wado de Pedro el ministro del Interior y uno de los popes de La Cámpora –agrupación kirchnerista-. La imagen de Wado den Pedro es la imagen que da La Cámpora hoy en la política argentina junto a Máximo Kirchner –hijo de la vicepresidenta Cristina Kirchner- como jefe de bloque del oficialismo en la Cámara de Diputados.

Además, Iglesias concedió una entrevista al diario argentino Página/12 –oficialista– en la que ha dejado muy claro que no comparte la ayuda que su propio Gobierno brindó al líder opositor Leopoldo López para que pudiera escapar de Venezuela y así llegar hasta Madrid el pasado 25 de octubre. Preguntado por este asunto, el líder de Unidas Podemos y vicepresidente segundo no ha dudado a la hora de afirmar que López «no ha apostado por las vías democráticas y pacíficas en su país» y que España debería contribuir a que la solución en Venezuela se produzca por esas vías a las que no ha recurrido «desde el diálogo y el respeto».

En esa línea, explicó que, a su entender, el camino que el Gobierno de España debería seguir la senda del ex presidente Zapatero porque «está teniendo gran capacidad para demostrar el camino que tenemos que seguir los demócratas». A pesar de su evidente malestar, Iglesias ha agradecido durante la entrevista que Pedro Sánchez recibiera a Leopoldo López en Ferraz como secretario general de los socialistas y no en el Palacio de la Moncloa como presidente del Gobierno. Zapatero se ha convertido en una especie de garante para la dictadura chavista mediando para que liberen a presos políticos, pero también dando legitimidad al régimen.

Hoy es un día muy importante, Bolivia recupera la democracia", afirmó el Presidente y dijo: «Se termina la pesadilla que duró un año exacto. Estoy muy contento de estar acá y de que el pueblo boliviano se haya expresado y que tengamos autoridades legítimamente constituidas», dijo Fernández.

Defensa del régimen de Maduro

«Venezuela se ha convertido en un artefacto de la derecha mundial para atacar a la izquierda en cualquier país», aseguró Pablo Iglesias, quien denunció que «la derecha y ultraderecha tratan de desacreditar» así «a sus adversarios políticos a costa de la estabilidad en el país.
No hay que olvidar que la relación de Podemos con Latinoamérica no es sólo política, ya que diversos gobiernos de izquierda auspiciados por Chávez pagaron a la consultora de Podemos, a la que Evo Morales abonó también 1,3 millones por 169 vídeos para las redes sociales.