Podemos lleva al Congreso el otro “pazo” de los Franco

Pretende que el Gobierno presente una demanda con el objetivo de recuperar la Casa Cornide

Marcha para pedir la "devolución" al patrimonio público de la Casa Cornide, el pasado sábado en La CoruñaM. Dylan Europa Press

Si Unidas Podemos llevó al Senado la pasada primavera una propuesta para la demolición del complejo del Valle de los Caídos, ahora apunta a otro emblema del franquismo: la Casa Cornide. En una vieja reivindicación, el diputado morado Antón Gómez-Reino solicitará en el Congreso que se inicie el proceso judicial para recuperar el otro “pazo” de los herederos de Franco, situado también en La Coruña.

Gómez-Reino acaba de anunciar que llevará una Proposición No de Ley (PNL) en la Cámara Baja para que la Abogacía del Estado plantee una demanda en colaboración con la Xunta de Galicia y el Ayuntamiento de La Coruña para impedir que siga vinculada a la familia Franco, y además planteará una pregunta parlamentaria al Ejecutivo para saber si se piensa actuar para que así sea.

El portavoz de Galicia en Común ha señalado que la maniobra pretende seguir la estela del litigio judicial por la emblemática propiedad que fue residencia estival de Franco y acabar así “con décadas de impunidad”.

En su opinión, “resulta imprescindible que la Xunta de Galicia declare cuanto antes la Casa Cornide como Bien de Interés Cultural (BIC) para que la futura acción judicial, que espera que se produzca, venga acompañada de una acción en el seno de la administración pública”.

Sin el carácter de BIC podría llevarse a cabo una venta en la que no tendrían derecho de tanteo ni la Xunta ni tampoco el Ayuntamiento coruñés. El inmueble se haya disponible desde el pasado mes de julio en la inmobiliaria Philippot & Lloyd por un precio “a consultar”.

Los Franco han puesto a la venta el histórico edificio con “mala fe”, según Gómez-Reino, que denuncia que pasó a manos del dictador tras una operación administrativa que tenía como único objetivo “que pudiera hacerse con la propiedad sin acudir a la adjudicación directa”.

Por el momento, el Ayuntamiento de La Coruña ha presentado a la Dirección Xeral de Patrimonio el expediente para declarar Bien de Interés Cultural (BIC) la casa por considerarla “patrimonio pétreo”, según el estudio histórico-artístico realizado por varios expertos.

La Casa Cornide, situada en el centro de La Coruña, fue sede del consistorio durante el siglo XIX, transfiriéndose su propiedad en 1957 al Ministerio de Educación, hasta que en la década de los sesenta se permutó por una parcela municipal con el objetivo de que fuera sede de un conservatorio de Música.

Un equipo de investigadores ha desentrañado el proceso de su adquisición en un informe para el Ayuntamiento coruñés –gobernado por el PSdeG– en el que señalan que hubo una reducción en el precio de venta a los Franco que alcanzó un 1.200% con respecto al valor inicial en la puja.

La cantidad inicial sumaba las 344.000 pesetas, y el edificio se adjudicó al banquero Pedro Barrié de la Maza por 305.000. Días después de la subasta, el empresario vendió el inmueble a la mujer de Franco, Carmen Polo, por 25.000 pesetas. De esta forma, como ella misma señaló en su día, podía pasar días en la ciudad sin tener que abrir el Pazo de Meirás.

Una petición de la hoy ministra Yolanda Díaz

Hace un año, el diputado gallego Antón Gómez-Reino reclamaba ya la recuperación de la Casa Cornide y exigía, junto con la hoy ministra de Trabajo Yolanda Díaz -entonces parlamentaria- la modificación de la “legislación que impide investigar los crímenes cometidos por el régimen” y, entre otras cosas, eliminar los nombres franquistas del callejero e ilegalizar la Fundación Francisco Franco.