Los Franco piden a Patrimonio datos del «expolio» en el Pazo de Meirás

Comienzan hoy en La Coruña las reuniones entre administraciones para abordar los futuros usos de la propiedad

En primer plano, la abogada del Estado Consuelo Castro, la magistrada Marta Canales y la letrada María Elma Monzón Cuesta, durante la entrega de llaves del Pazo de Meirás
En primer plano, la abogada del Estado Consuelo Castro, la magistrada Marta Canales y la letrada María Elma Monzón Cuesta, durante la entrega de llaves del Pazo de MeirásEUROPA PRESS/M.Dylan.POOL Europa Press

La familia Franco está «muy molesta» con Patrimonio Nacional y «con toda la situación» que rodea al Pazo de Meirás, que acaba de entregar al Estado de forma provisional. Su representación legal ha enviado un burofax requiriendo a Patrimonio los datos en que basa la acusación de supuesto «expolio» por parte de los nietos de Francisco Franco. La familia considera que daña su «honor» y está dispuesta a emprender acciones legales en su defensa.

Uno de los nietos, Jaime Martínez-Bordiú confiesa que la entrega de las llaves fue «muy desagradable», mientras que Luis Felipe Utrera Molina, abogado de la familia, tacha de «inadmisible» la salida de la familia del pazo, en su opinión un «circo mediático», ya que la sentencia que les obliga a entregar la propiedad al Estado todavía «no es firme». Está pendiente además que la Administración estatal determine qué bienes pueden ser retirados por la familia.

Y mientras seis investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han iniciado en la finca la elaboración de un inventario científico que establezca los bienes de carácter histórico en el inmueble, hoy se reúnen el secretario de Estado de Memoria Histórica, Fernando Martínez, representantes de la Xunta, la Diputación de La Coruña y el Ayuntamiento de Sada para abordar los futuros usos del Pazo de Meirás.

También analizará con el Ayuntamiento de La Coruña la situación de la Casa Cornide, propiedad en el casco viejo coruñés que se reclama también a los Franco.

Sobre el futuro que aguarda al pazo coruñés, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha vuelto a reivindicar la propiedad, esta vez como parte de «una cultura con memoria» con la que liderar su «recuperación» para «convertirlo en un Faro de la Igualdad para Galicia, para España y para Europa», informa Ep.

"Rigor científico"

El inventario que lleva a cabo el CSIC debe establecer con el “máximo rigor científico” qué bienes son de carácter histórico y el patrimonio del Estado y cuáles pueden ser personales de sus hasta ahora moradores. El Pazo de Meirás, situado en el municipio coruñés de Sada, debe ser un lugar de "recuerdo de lo que fue la dictadura", según el delegado del Gobierno, Javier Losada. preguntado por el plan de usos de la Xunta de Galicia. Coincide así con la postura de Carmen Calvo a favor de que el inmueble sea un lugar para rememorar lo que fue el dictador y lo referente a la "expropiación, que estaba en manos privadas pero que pasó a ser de todos y fue usado de forma fraudulenta por la familia Franco". Losada ha pedido "dejar a las administraciones que consensúen" el uso del inmueble y ha abogado por "escuchar a quienes han trabajado con documentación" histórica.