El Gobierno imprime su logo en las vacunas y lo convierte en un acto de propaganda

A diferencia de otros países como Alemania o Francia, el Ejecutivo hace suyo un logró que tiene el sello de la Unión Europea

Las primeras dosis de la vacuna frente al COVID-19 desarrollada por la compañía Pfizer han llegado este sábado al centro logístico de Pfizer en Guadalajara. Dichas dosis se repartirán en las próximas horas de forma equitativa entre los puntos designados por todas las comunidades y ciudades autónomas con el objetivo de que mañana domingo comience la vacunación en toda España.
Las primeras dosis de la vacuna frente al COVID-19 desarrollada por la compañía Pfizer han llegado este sábado al centro logístico de Pfizer en Guadalajara. Dichas dosis se repartirán en las próximas horas de forma equitativa entre los puntos designados por todas las comunidades y ciudades autónomas con el objetivo de que mañana domingo comience la vacunación en toda España.Jose Maria Cuadrado JimenezEFE

El Gobierno de España hace suyo el hito europeo de conseguir que las primeras dosis de la vacuna contra la covid 19 –desarrolladas por la farmacéutica Pfizer– lleguen al mismo tiempo a todos lo países miembros. Así, el Ejecutivo aprovechó la llegada de las primeras dosis a un almacén logístico de la compañía en Guadalajara para convertirlo en todo un acto de propaganda.

En este sentido, el Gobierno colocó una enorme pegatina con su logo que cubre casi al completo los paquetes y se encargó de distribuir la imagen a través de las cuentas oficiales, así como de alguno ministro como el titular de Sanidad, Salvador Illa.

Esta imagen de autopromoción contrasta con la de países como Francia, Alemania o Portugal, donde se dio protagonismo a la llegada de las vacunas sin colocarles ningún tipo de cartel o pegatina que relacione su recepción con la acción puntual del Ejecutivo.

Rápidamente, las críticas se sucedieron ayer en las redes sociales porque con esta acción de autobombo se tapan datos importantes relacionados con el transporte de las dosis como son la necesidad de mantenerlo en frío así como una etiqueta que advierte de que en interior hay mercancías sensibles.

No en vano, esta primera remesa de vacunas forma parte de un ambicioso plan de compra impulsado por la Unión Europea. De hecho, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció ayer la llegada de la vacuna contra el coronavirus a todos sus estados miembros para poner en marcha la esperada campaña de vacunación, once meses después de la aparición del primer caso en territorio europeo. Se trata de una estrategia coordinada y acordada entre los estados miembros tras la adquisición de manera conjunta de las vacunas frente al virus.

Mañana a las 09.00 se inicia la vacunación y al mediodía a está prevista la comparecencia del ministro de Sanidad, Salvador Illa, desde Cataluña para valorar el primer día de campaña de vacunación. A partir del lunes se enviará, en total, una media de 350.000 dosis a las comunidades autónomas con una periodicidad semanal. En las próximas doce semanas, España recibirá 4,5 millones de dosis de esta vacuna de Pfizer.

Las fuertes críticas que recibió ayer el Ejecutivo central van en la línea de las vertidas a otros gobiernos autonómicos este verano cuando en el reparto gratuito de mascarillas desde las farmacias decidieron imprimir los escudos o banderas de sus comunidades en estos sistemas de protección individual contra el coronavirus.