Elecciones Catalanas

Euforia en el cuartel general de Vox

Santiago Abascal calificó de “gesta histórica” la obtención de 11 diputados “en mitad de las amenazas, agresiones, la coacción y los delitos electorales”, tras sorpassar por primera vez al PP en unas elecciones

Ambiente festivo y euforia es lo que se vive en el cuartel general de Vox ante la irrupción, y además con fuerza, en el Parlament de Cataluña. No tenían nada que perder y solo podían ganar en estas elecciones donde el contexto también estaba a su favor. Su objetivo era entrar y que se escuchara la voz del partido, la de los temas políticamente incorrectos, la de la defensa de España sin titubeos, la de la defensa de la seguridad, contra la islamización, contra la delincuencia...

► Comprueba los posibles pactos electorales con el “Pactómetro” de LA RAZÓN

El candidato de Vox, Ignacio Garriga y el líder del partido, Santiago Abascal esperan a conocer los resultados definitivos para salir a valorar los resultados. Aunque las encuestas ya les vaticinaban unos buenos pronósticos, en el partido primaba siempre la prudencia, y se mostraban satisfechos de una campaña que han tenido que llevar a cabo sin libertad y con las continuas amenazas, ataques y coacciones que no lograron impedir que pisaran todos los pueblos catalanes. La resistencia, crece, se consolida como alternativa y logra sorpassar a Ciudadanos y al PP y se convierte en la cuarta fuerza política logrando 11 diputados con el 99,1 por ciento escrutado. De esta manera toma el testigo como la primera fuerza del bloque de la derecha constitucionalista. Supera así con creces sus objetivos en las elecciones catalanas siendo la primera vez que se presentaban a los comicios.

El candidato de Vox, Ignacio Garriga agradeció a afiliados, simpatizantes y apoderados su ayuda y “sacrificio” en las elecciones. También mostró su gratitud a su familia, a su mujer, sus hijos, a su padre y tuvo un emocionado y especial recuerdo para su madre, “la responsable de la que me ha traído hasta aquí que seguramente lo estará celebrando desde el cielo con mucha alegría”. Garriga prometió que no defraudar, no dar ni un paso atrás “y perseverar y mantener el rumbo”. “Seré la voz que exija que se acabe con la inmigración ilegal, que todo hombre pueda trabajar, que exigirá una Cataluña en libertad”.

“Gesta histórica”

Por su parte, el líder de Vox, Santiago Abascal llamó a contener la euforia porque “hoy en Cataluña, los que han atacado el orden constitucional han obtenido los tres primeros resultados”. Abascal tildó los once escaños logrados como “una digna gesta histórica” y aseguró que las siglas que representan habían logrado “derrotar a la violencia en esta campaña. Hemos quedado por delante de muchos de los que nos tiraban las piedras y nos amenazaban de muerte”, dijo.

Son más de 210.000 catalanes los que han confiado en sus siglas como la “última esperanza” para recuperar una Cataluña en “concordia, hispánica, amante de la libertad, próspera como en los mejores tiempos” y prometió “trabajo”. “No hemos obtenido una victoria, pero se inicia una esperanza de la mano de Garriga”.