Ávila multiplica el recuerdo de Adolfo Suárez

Cebreros suma la casa natal del presidente del Gobierno al Museo de la Transición

En primer término, el alcalde de Cebreros, Pedro Muñoz, en el Museo de la Transición de la localidad, acompañado de Francisco Igea y otros alcaldes de la zona
En primer término, el alcalde de Cebreros, Pedro Muñoz, en el Museo de la Transición de la localidad, acompañado de Francisco Igea y otros alcaldes de la zonaRicardo Munoz Martin (Spain) www.rmestudios.com

La casa natal de Adolfo Suárez (Cebreros, 1932-Madrid, 2014) se suma al Museo de la Transición de la localidad abulense como oferta en recuerdo de un tiempo crucial y uno de los grandes protagonistas de la política reciente.

Suárez, que nació y creció en Cebreros, no olvidó sus raíces y se implicó a lo largo de su vida con el municipio, que ya honró su figura y su legado con la apertura de un gran espacio divulgativo en 2009.

Ahora, el acondicionamiento de la que fuera su casa natal, que es propiedad del Ayuntamiento, ha supuesto un coste total de 300.000 euros asumidos por la Junta de Castilla y León que ha permitido dotar al espacio de casi 350 metros de uso repartidos en dos plantas y una bajo cubierta, en la calle Adolfo Suárez, en pleno casco urbano de Cebreros, próximo a la Comunidad de Madrid.

La vivienda en la que el jefe del Ejecutivo entre 1976 y 1981 nació el 25 de septiembre de 1932 fue visitada ayer lunes por el consejero de la Presidencia de la Junta, Ángel Ibáñez, acompañado por el presidente de la Diputación abulense, Carlos García, y por el alcalde cebrereño, Pedro José Muñoz.

La figura de Adolfo Suárez es honrada también en la capital abulense, donde en 2014 se inauguró una estatua que recuerda una figura que precisamente hoy cobra especial relevancia en el 40 aniversario del intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981.

La efigie en bronce de tamaño natural, junto a la muralla de Avila, se convirtió en lugar de peregrinaje político.

Allí, por ejemplo, Mariano Rajoy abrió la campaña de las elecciones generales de diciembre de 2015 acompañado del hijo del expresidente, Adolfo Suárez Illana.

Desde entonces es objetivo habitual de los turistas, ante la mirada indiferente del vecino que pasa cada día por el céntrico enclave.

También en Ávila se convirtió en un hotel exclusivo la mansión que se construyó junto al lienzo sur de la muralla el expresidente del Gobierno.

El edificio se encuentra a escasos metros de la Casa Natal de Santa Teresa de Jesús y es un palacete de piedra construido junto al lienzo sur, en la parte interior de la muralla, que sirvió de vivienda durante periodos vacacionales a la familia Suárez.

El propio Adolfo Suárez fue enterrado no muy lejos, en el claustro de la Catedral de Ávila junto a su esposa, Amparo Illana.

“Concordia frente a la crispación”

El consejero de Presidencia de la Junta de Castilla y León, Ángel Ibáñez, valoraba de una manera muy positiva esta inversión para recuperar la memoria de la casa en la que Adolfo Suarez nació y se crio. Ibáñez se refería a Suárez como “una de las personas más ilustres” de la reciente historia democrática de España, especialmente en un momento en el que su legado muestra que “frente a la crispación está la concordia y frente al populismo el diálogo”.