Excluidos los puertos españoles, Marruecos estudia utilizar los portugueses para la operación Paso del Estrecho

Trata de abaratar los precios de los ferrys desde Francia o Italia, que son los que han establecido para este año

Zona portuaria de Portimao, en Portugal
Zona portuaria de Portimao, en PortugalViajes El Corte InglésViajes El Corte Inglés

Excluidos los puertos españoles, con lo que supone de pérdidas económicas, Marruecos estudia utilizar los del sur de Portugal, lo que abarataría considerablemente los viajes de regreso de los nacionales que trabajan en Europa, en especial en España, para poder pasar las vacaciones en su país. Todo se enmarca en la crisis diplomática entre Madrid y Rabat que parece prolongarse en el tiempo.

Según datos del Ministerio del Interior correspondientes a 2019, 3.340.045 pasajeros y 760.215 vehículos cruzaron el Estrecho desde distintos puertos españoles y marroquíes con motivo de la Operación Pso del Estrecho. Esta cifra, la última significativa, ya que el año pasado no hubo tránsito por la pandemia, da idea del volumen de personas y negocio que supone. Los ingresos económicos que generaba la operación se han perdido en 2021.

Con el fin de garantizar el regreso en las mejores condiciones de la comunidad marroquí residente en el exterior, la Dirección de la Marina Mercante ha realizado numerosas iniciativas con empresas de transporte que operan en líneas marítimas con Europa, con el objetivo de incrementar la capacidad de oferta, diversificar los puertos de embarque y establecer precios razonables para los viajeros, según informan medios del vecino país que se hacen eco de un comunicado oficial.

Los precios de referencia de los billetes de ida y vuelta, con coche, se han reducido a 995 euros para una familia de cuatro miembros para líneas de largo radio y a 450 euros para líneas de medio radio. Son sensiblemente superiores a los que, por ejemplo, hay fijados desde Algeciras hasta Ceuta o puertos marroquíes.

Por ello, se mantienen conversaciones con las autoridades portuguesas con el objetivo de convertir el puerto de Portimao en un lugar de embarque, mediante la apertura de nuevas líneas hacia Tánger.

Estas líneas se sumarían a las de Francia e Italia ya programadas para este año, con una capacidad inicial de 20.000 pasajeros y 5.000 vehículos semanales, así como la movilización de un barco adicional en las líneas Marsella-Tánger y Génova-Tánger. Med, con una capacidad de 4.000 pasajeros y 1.000 vehículos por semana.

La capacidad total ascenderá a aproximadamente 48.000 pasajeros y más de 15.000 vehículos semanales, que cubrirán la fase de tránsito prevista, del 15 de junio al 15 de septiembre de 2021, con aproximadamente 650.000 pasajeros y 180.000 vehículos.