Cs asume errores y cierra la puerta a la fusión con el PP

Se reivindican como los «únicos liberales» y relegan a los de Casado al conservadurismo

La convención política de Ciudadanos debatió ayer cuál debe ser el rumbo del partido a partir de ahora. Con su mira puesto en los abstencionistas, donde la formación naranja asegura que se quedó la mayor parte de su electorado. El partido busca su propia identidad para poder diferenciarse del resto y desde la apertura del cónclave se reivindicó como el «único liberal» porque «rehúye» de las etiquetas de «buenos y malos» y porque, teniendo «una propia moral, no quiero imponérsela a nadie». «Con amor a la Constitución, a las libertades y al estado de Derecho en España, somos liberales y es lo que vamos a decidir» dijo el vicesecretario general de Ciudadanos, Edmundo Bal.

Sobre el liberalismo versó una ponencia del partido en la que destacaron qué es ser liberal y qué no lo es, relegando a los de Casado al «conservadurismo» y asegurando que no se puede ser liberal si se es conservador.

En el discurso de apertura del cónclave Bal reconoció que la formación ha cometido «errores» y, además, aseguró que «hay que aprovechar los aciertos de otros partidos». «No me cuesta trabajo decirlo. No nos cuesta decir que hemos cometido errores». El dirigente naranja apeló a la concordia y a la unión del partido para no fomentar la división, incidió en que Ciudadanos es un partido «valiente que hace políticas para 47 millones de españoles y «no solo para una parte».

El vicesecretario general de Ciudadanos, Edmundo Bal, durante la inaguración de la convención política del partido
El vicesecretario general de Ciudadanos, Edmundo Bal, durante la inaguración de la convención política del partido FOTO: Fernando Alvarado EFE

Ciudadanos dejó claro en el primer día de Convención que su rumbo no pasa por una fusión con el PP y que su propósito es conservar el espacio de centro, que llaman liberal. «No va a haber fusión con el PP», subrayó Bal. Insistió en que «el liberalismo en España se llama Ciudadanos, no se llama PP. El PP es el partido conservador. Es necesario conservar este espacio con un partido independiente, liberal y centrado», al tiempo que dejó claro que Cs es el único partido en el que él va a militar.

En la ponencia «Renovar Europa», moderada por Luis Garicano y en la que también participaron la eurodiputada húngara Katalin Cseh, el alemán Alexander Graf o el presidente del grupo liberal, Dacian Ciolos junto con Inés Arrimadas, los naranjas buscaron las claves que llevaron otros partidos liberales de la UE a reflotar sus formaciones en peligro de extinción. Propuestas, propuestas y propuestas, además del municipalismo fueron algunas de las más comentadas. «Defender nuestro espacio es muy difícil, no es fácil cuanto tienes que luchar contra separatismo y populismos o el bipartidismo» dijo la presidenta de los naranjas Inés Arrimadas. Por eso, subrayó una idea de los miembros de partidos liberales europeos que participaron en la ponencia: «El espacio liberal no puede ocultar los problemas diarios que afectan a las personas. El populismo no nos puede ganar a la hora de empatizar con los ciudadanos».

Arrimadas destacó que, al partido naranja, nadie le cuestiona que gobierna mal: «Nos pueden criticar por muchas cosas, esa no», aunque, reconoció que, siendo un partido pequeño es «difícil» que a veces se vea su impronta en esos gobiernos.

La líder de Ciudadanos se quedó con varias ideas de los ponentes, una, la que le dio la eurodiputada Cseh: el optimismo y que las bases «no pierdan la fe en el proyecto liberal».