La Guardia Civil detiene al responsable de una red que trasladaba yihadistas desde Argelia a España

De nacionalidad argentina, estaba al frente de un entramado que se aprovechaba del tráfico de seres humanos

Foto de archivo mde una operación antiyihadista de la Guardia Civil EFE/Oficina de Prensa de la Dirección General de la Guardia Civil/SÓLO USO EDITORIAL/NO VENTAS/NO ARCHIVO
Foto de archivo mde una operación antiyihadista de la Guardia Civil EFE/Oficina de Prensa de la Dirección General de la Guardia Civil/SÓLO USO EDITORIAL/NO VENTAS/NO ARCHIVOOficina de prensa de la Guardia EFE

Miembros del Servicio de Información de la Guardia Civil han detenido, en la localidad de Llucmajor (Mallorca), a un individuo de nacionalidad argelina por delitos de terrorismo. Las investigaciones pusieron de manifiesto que el sujeto arrestado lideraba desde Europa una organización criminal dedicada al tráfico de seres humanos con conexiones con grupos facilitadores asentados en el norte de África.

El arrestado habría facilitado el traslado de combatientes desde Marruecos, Argelia y Túnez a zonas controladas por facciones yihadistas en Libia, grupos a los que a su vez habría financiado con los fondos provenientes de su actividad criminal. Por estos hechos se encontraba requisitoriado a nivel internacional por Interpol.

La operación ha contado con una estrecha colaboración entre la Guardia Civil, Interpol y las autoridades argelinas, habiendo sido clave la rápida coordinación entre los investigadores y sus homólogos para la detección del detenido, quien contaba con una gran movilidad a nivel internacional y disponía en el momento de su detención de documentación de diversas nacionalidades.

El arrestado ha ingresado en prisión, pero la investigación permanece abierta para esclarecer los motivos de su presencia en España así como para detectar a otros miembros o colaboradores de su entramado. Se sospecha que esta organización criminal estuvo detrás de las últimas entradas de combatientes terroristas desde Argelia a España, quienes ya fueron detenidos.

Dos de los yihadistas argelinos detenidos en enero de este añoi por agentes de la Comisaría General de Información (CGI) de la Policía Nacional en Barcelona, llegaron a España en una patera procedentes de su país. Arribaron a un punto de la costa mediterránea que no ha sido revelado. De los tres arrestados, uno pertenecía a Jun and Kilafah, la franquicia del Estado Islámico que opera en Argelia.

Con anterioridad, la Policía Nacional había desarrollado, en abril del año pasado, una operación antiterrorista que culminó con la detención en Almería de uno de los Foreign Terrorist Fighters-FTF de Daesh más buscados de Europa. Se trataba del “rapero” Abdel-Majed Abdel Bary, que se incorporó junto con otros británicos a Daesh y eraan conocidos por haber participado en el degollamiento de varias personas. Al grupo se le llegó a denominar los “Beatles”. Es hijo de un terrorista egipcio de Al Qaeda, Abdel Abdul Bary, que fue extraditado en 2012 a Estados Unidos, donde fue juzgado por los bombardeos de las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania, con un balance de más de 200 personas asesinadas. Fue condenado en Nueva York y sentenciado en 2015 a una pena de prisión de 25 años.

Las mafias de la inmigración que operan en África no ponen ningún tipo de pega para colaborar con el yihadismo a cambio de que les dejen desarrollar sus actividades ilegales. Ocurre en Argelia y en el antiguo Sáhara Occidental, desde el que han llegado a Canarias miles de magrebíes que, al tener su documentación en regla, lograron viajar a la Península, hasta que se adoptaron, el pasado mes de diciembre, medidas de control.