Las redes cargan contra Irene Montero por su nueva campaña “contra los hombres”

“Esto no se hace solo”: los internautas acusan a la ministra de Igualdad de “demagoga” e “hipócrita” por ser la primera que tiene una niñera para las tareas del hogar y para cuidar de sus hijos

La ministra de Igualdad, Irene Montero
La ministra de Igualdad, Irene Montero FOTO: Raúl Caro. EFE

Termina el año y lo hace como comenzó, con polémica. La ministra de Igualdad, Irene Montero, cierra 2021 con su campaña “Esto no se hace solo”. Una iniciativa que muchos han interpretado como un nuevo ataque a los hombres. “Las tareas de cuidados son mayoritariamente asumidas por mujeres. Poner la mesa, cocinar, planchar, limpiar y organizar, la carga mental, son tareas que no se hacen solas. Démosle la vuelta y corresponsabilicémonos todos y todas”, manifestaba la ministra en redes sociales. Y las respuestas no tardaron en llegar. “Desfasada”, “demagoga”, y ataques contra Montero, que ha sido duramente criticada por promover este tipo de campañas cuando ella misma tira de “niñera”.

“Ya está bien con el rollo señora ministra. En mi casa, concretamente a las labores de cocina y todo lo que conlleva, (poner mesa, lavar platos, etc) mi mujer ni se asoma. No más demagogia por favor”, le pedía uno de los internautas. Otros, la acusan de “hipócrita” al pedir la “corresponsabilidad” cuando la familia Iglesias-Montero o Montero-Iglesias, se mire por dónde se mire, cuenta con una niñera para sus hijos y las tareas del hogar.

También hay quien le recuerda que eso son cosas de otra época y que ahora las cosas han cambiado. Y que gastarse dineron en una campaña de estas características no es lo más práctico, más si cabe, cuando existen problemas de violencia de género más urgentes y necesarios. “En mi casa nos repartimos las tareas por igual. Nos respetamos, nos amamos somos felices. Aunque te creas que no el amor y el respeto en la familia existe”, le recriminan desde las redes sociales.

Polémicas de Irene Montero y su ministerio

Hay que señalar que la polémica persigue a Irene Montero allá donde va. Sus propuestas no dejan a nadie indiferente, pero sus “ataques a los hombres” en busca de la igualdad son cada vez más directos. El pasado 13 de diciembre, el BOE hacía público que Igualdad considerará víctimas de malos tratos a cualquier mujer, pese a que el caso se haya archivado o no se demuestre la existencia de violencia.

Un acuerdo en el que se deja claro que cualquier mujer que no haya denunciado por violencia de género, pero se encuentre en ese “proceso de toma de decisión”, será considerada víctima de malos tratos. También lo serán aquellas que denunciaron y sus casos fueron sobreseídos o archivados por un tribunal. Y aquí viene la parte más controvertida: aquellas mujeres cuya orden de protección les fue retirada porque el acusado fue “absuelto” o bien no se demostró la existencia de la violencia, también serán víctimas de violencia de género.