Los presos de ETA piden la libertad de un terrorista chileno condenado a cadena perpetua

El “comandante Ramiro” , además de los atentados cometidos en su país, llegó a integrarse en las FARC colombianas y estuvo escondido en Cuba

Mauricio Hernández, "comandante Ramiro"
Mauricio Hernández, "comandante Ramiro" FOTO: jmz ama

Solidaridad terrorista. Los presos de ETA, a través de la asociación Etxerat, solicitan la puesta en libertad del chileno Mauricio Hernández Norambuena, “comandante Ramiro”, que se encuentra actualmente encarcelado en la prisión de Rancagua, en el país andino. No extraña la petición dado el ambiente de optimismo que reina entre colectivo etarrra que ve cada día más cerca el día de la puesta en libertad, gracias a los acuerdos entre el Gobierno de Pedro Sánchez y EhBildu.

Este individuo fue integrante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR); fue arrestado en 1993, juzgado y condenado a cadena perpetua. En 1996, se fugó de una prisión de alta seguridad junto a otros tres reclusos con la ayuda de un helicóptero. Fue posteriormente detenido y encarcelado en Brasil en 2002. En 2019 fue extraditado a Chile, donde permanece en régimen de aislamiento.

“Nos sumamos a la petición de libertad para Mauricio Hernández, en el contexto de la campaña internacional que se está desarrollando”, indica Etxerat.

Lo que no cuenta esta asociación es que el recluso chileno está condenado por ser uno de los autores del asesinato del senador Jaime Guzmán, entre otros muchos atentados terroristas. Tras la citada fuga, fue detenido y condenado en Brasil a 30 años de cárcel por el secuestro del empresario Washington Olivetto. Después fue extraditado a su país.

Se sabe que, tras su fuga, se refugió en Cuba, como han hecho tantos etarras. Tras pasar por la Nicaragua Sandinista, viajó a Colombia para integrarse en las FARC.