Feijóo celebra que Sánchez se abra a bajar impuestos, pero esperaba “más”

El presidente gallego defendió bajar el IVA en electricidad y gas, con el foco también en una reducción de impuestos a los carburantes

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, comparece en la conferencia de Presidentes
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, comparece en la conferencia de Presidentes FOTO: Jesús Hellín Europa Press

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que esperaba “más” de la Conferencia de Presidentes que se ha celebrado en La Palma, pero, aún así, ha reivindicado el consenso sobre la postura exterior por la guerra de Ucrania ya que ve “imprescindible” cerrar filas con el jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez. Y ha aplaudido que este “se haya movido” de su posición inicial y “comprometido” a bajar impuestos, aunque ha retado: “Ahora tiene que hacerlo”.

En rueda de prensa, Feijóo ha subrayado que Sánchez se lleva una “herramienta muy útil” en forma de declaración unánime de condena a la invasión rusa apoyada por todos los presidentes autonómicos. Tiene su respaldo frente a “quienes no le apoyan o no lo hacen de forma tan determinante como necesita España”, ha esgrimido en relación a Podemos, aunque no ha citado a la formación en ningún momento.

Tras su primer encuentro con Sánchez como candidato a liderar el PP, aunque ha remarcado que respondía como presidente gallego y no desde un cargo que no asumirá hasta el congreso de abril, ha lamentado, sin embargo, que no haya sido posible “un acuerdo” en lo que respecta a las rebajas fiscales para frenar el impacto de la invasión rusa en la economía doméstica española.

Así, ha subrayado, que "no hubo un acuerdo" porque Sánchez no ha querido concretar qué impuestos quiere bajar, con qué intensidad y en qué plazos, aunque sí entiende que se envía "un mensaje de esperanza a familias y empresas", con "un compromiso" por parte del Ejecutivo central para "intensificar" las rebajas fiscales, como plasma la declaración que sale también de la cita de mandatarios de La Palma.

Ahora el Gobierno tiene que hacerlo, bajar impuestos y hacer la energía más accesible desde el punto de vista de la industria y de los hogares”, ha sentenciado el presidente gallego, quien había trasladado que Galicia era partidaria de una rebaja de impuestos general, con el foco, sobre todo, en la reducción del IVA para electricidad y gas, y también de bajadas fiscales para los carburantes.

En todo caso, ha considerado "evidente" que el Gobierno "se ha movido". Prueba de ello es que, según ha revelado, en el último borrador remitido previo al encuentro no había disposición a incluir alusiones a las rebajas fiscales, posición que finalmente ha cambiado.

Feijóo ha iniciado su intervención ante los medios incidiendo en que la “solidaridad y admiración” hacia el pueblo de La Palma es “unánime” y ha defendido que “lo primero” que se ha hecho es trasladar a Sánchez el “apoyo” para proseguir con la posición de España frente a la “agresión ilegal e inhumana de Putin” contra el pueblo “soberano, libre e inocente” de Ucrania, en consenso con la UE y la OTAN.

El dirigente gallego ha reivindicado que Sánchez tiene “todo el apoyo” de los presidentes autonómicos para “combatir las amenazas” que acompañan a la guerra contra Ucrania, así como su “mano tendida”. Una postura que ha contrastado, sin poner nombres, aunque en clara referencia a Podemos, con quienes “no” respaldan al jefe del Ejecutivo central o no lo hacen “con la determinación que España necesita”.

"Es imprescindible cerrar filas", ha aseverado, en relación a la posición política de España en relación a este conflicto, siempre en el contexto de consenso con las líneas que establezca la UE y la OTAN. Un apoyo "explícito y diáfano" que, ha augurado Feijóo, supone una herramienta "útil" para Sánchez a la hora de defender la postura de España en el ámbito de la política exterior, en sus "responsabilidades", por ejemplo, en el Consejo Europeo.

“Con una guerra a la puerta de Europa, no pueden quedar dudas de que estamos con el presidente del Gobierno”, ha sentenciado.

De hecho, si bien ha lamentado que Sánchez no aceptase de forma concreta las medidas autonómicas para la rebaja de ingresos, ha destacado que, en todo caso, pudo haber "al menos una declaración conjunta" y consenso para la condena, "en los términos más enérgicos", de la invasión rusa a Ucrania. "No ha aceptado nuestras propuestas, pero por nosotros que no quede. Vamos a arrimar el hombro", ha dicho.

Al tiempo, ha lamentado que, aunque ha salido adelante un compromiso de trabajo coordinado, que incluirá fondos adicionales para que las comunidades puedan hacer frente a sus obligaciones, el Gobierno no llevase un plan estatal sobre la acogida de refugiados que podría haber recibido ya en la misma cita su aprobación definitiva.

Acoger refugiados no es ofrecer una habitación”, ha reflexionado, para añadir que tienen necesidades sociales, educativas y de atención sanitaria, e incidir en que se está dando un cierto “desorden”. Ep