Minuto de silencio en el Congreso por las víctimas de Melilla

El Parlamento presenta sus respetos a iniciativa de Podemos y diputados de ERC, Junts y BNG muestran su indignación con carteles bajo el lema “masacre en Melilla”

El Pleno del Congreso de este martes comenzó con un minuto de silencio «por las víctimas de los procesos migratorios», tras los sucesos ocurridos el viernes 24 de junio en la valla de Melilla, en los que murieron una veintena de migrantes, según los datos hechos públicos por Marruecos.

Un gesto pactado en la Junta de Portavoces celebrada en el día de ayer, y a propuesta de Unidas Podemos que pedía –además– que el respeto se extendiese a todas las víctimas de las últimas décadas en el Mediterráneo y el Atlántico así como a las puertas de las ciudades autónomas, según fuentes moradas. Se sumaron PP y Vox a la petición.

Tras el minuto de silencio, diputados de ERC, Junts, CUP y BNG, se concentraron frente a la fachada de los leones del Congreso para hacerse una foto en donde mostraron unos carteles con el lema «Masacre en Melilla».

Un gesto que llega después de que tanto los partidos que sostienen al Ejecutivo en el Congreso como el bloque de la oposición reclamara al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, su comparecencia urgente para explicar el dramático caso y la implicación de España. Desde Podemos y el resto de socios siembran dudas sobre este suceso, a las puertas de la Cumbre de la OTAN en Madrid. Aún así, fuentes parlamentarias lamentan que –con toda probabilidad– la comparecencia del presidente no llegará hasta septiembre, en el nuevo periodo de sesiones, a no ser que la Diputación Permanente habilite en julio o agosto un pleno extraordinario para sus explicaciones.