Cascos y Arenas, ante Ruz para dar cuenta de las donaciones en el PP

El vicesecretario de Política Local afronta «con mucha tranquilidad» su declaración como testigo en la Audiencia

Ruz se reincorporó ayer al juzgado tras unos días de vacaciones
Ruz se reincorporó ayer al juzgado tras unos días de vacaciones

La Fiscalía Anticorrupción se opuso a que los ex secretarios generales del PP Francisco Álvarez-Cascos y Javier Arenas declarasen como testigos en la Audiencia Nacional sobre la supuesta contabilidad «B» del PP, pero finalmente ambos comparecerán hoy ante el juez Pablo Ruz que, en contra del Ministerio Público, citó a ambos el pasado 30 de julio para tomarles declaración sobre los presuntos sobresueldos en negro en el PP. No estarán solos. Les precederán a primera hora de la mañana Cristóbal Páez, quien se hizo cargo de la gerencia del PP cuando Bárcenas dejó el cargo tras ser nombrado tesorero del partido,(a quien interrogará sobre las reformas en la sede del PP y la forma de pago de esta rehabilitación, que según el ex tesorero se pagó en parte en dinero negro), y Antonio Ortiz, un empleado de caja de la formación que según Bárcenas estuvo presente en la entrega de varias donaciones bajo sospecha. Y mañana será el turno de la actual secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, quien como Arenas renunció a su derecho a declarar en su despacho.

Para Anticorrupción, los años en que Álvarez-Cascos y Arenas ejercieron como secretarios generales del PP (entre 1989 y 2004) son ajenos al objeto de la investigación. Pero Ruz argumentó, en la resolución en la que acordó su citación, que ambos pueden aportar datos «relevantes», no sólo respecto al ejercicio de sus cargos, sino también en relación a «determinados extremos» de la instrucción.

Según explicaba el magistrado en esa resolución, la comparecencia de Cospedal y de dos de sus antecesores en el cargo resulta «pertinente, útil y necesaria» por haber ostentado esa responsabilidad en el PP «durante los distintos periodos a que se extiende la presunta contabilidad B del Partido Popular», en referencia a las anotaciones contables que finalmente Bárcenas ha asumido como propias después de meses negando su autoría insistentemente.

El juez Ruz espera que los testimonios de estos testigos contribuyan a «esclarecer y aportar información» sobre los supuestos pagos opacos a dirigentes del partido y a arrojar luz sobre esa hipotética contabilidad «B» y «la realidad de los apuntes en ella contenidos».

Al ex ministro de Fomento Álvarez-Cascos, Ruz le preguntará si, como mantiene Bárcenas, cobró más de 400.000 euros en pagos en «B» entre 1989 y 1999.

«Aclararé todas las cuestiones»

Arenas aseguró ayer que afronta su comparecencia judicial con «mucha tranquilidad en el marco del respeto» a la Justicia, informa Efe. El vicesecretario de Política Local y Autonómica del PP subrayó el «especial respeto» que tiene a la Administración de Justicia y, en especial, a la labor que están realizando el juez Ruz, la Fiscalía Anticorrupción y los letrados «que nos preguntarán».

«Acudo con mi plena disposición a aclarar todas las cuestiones que me planteen», añadió Arenas, quien reconoció que con vistas a su comparecencia ante el juez Ruz ha tenido que hacer un «ejercicio de memoria» de los años en los que estuvo al frente de la secretaría general del partido. Además, aclaró que renunció a declarar en su despacho porque desea acudir ante el magistrado «como todo el mundo», facilitando las cosas a las partes personadas en la causa.

Álvarez-Cascos

Aclarará al juez si, como dice Bárcenas, cobró más de 400.000 euros en «B» durante una década

Javier Arenas

Dijo ayer que afronta con «mucha tranquilidad» su cita con el juez, quien le interrogará sobre la supuesta contabilidad opaca del PP denunciada por Bárcenas