MENÚ
miércoles 21 noviembre 2018
04:27
Actualizado
  • 1

El conseller de Interior catalán advierte: «Los Mossos no van a retirar ningún lazo»

A pesar de que en la última Junta de Seguridad de Cataluña se decidió hacer del espacio público un lugar “neutral”

  • Lazos en la vía pública junta a la prisión de Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona). EFE/Susanna Sáez
    Lazos en la vía pública junta a la prisión de Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona). EFE/Susanna Sáez
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

15 de septiembre de 2018. 15:44h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 15/9/2018

El conseller de Interior pide no polemizar sobre los Mossos y asegura: "No sacarán ni un lazo"

Ve "intolerantes" a los que les molestan los lazos amarillos

BARCELONA, 15 (EUROPA PRESS)

La pasada semana se reunía la Junta de Seguridad de Cataluña con la presencia del presidente de la Generalitat, Quim Torra, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y el conseller de Interior catalán, Miquel Buch. Una de las conclusiones a que llegaban era tratar de convertir los espacios públicos en zonas neutrales, debido a los polémicos lazos amarillos con los que se reclama la liberación de los políticos soberanistas presos.

Se optó por la «neutralidad del espacio público» pero no detallaron cómo se desarrollaría este compromiso, pero Grande-Marlaska optó en todo momento por apostar a favor de la convivencia, después de unas semanas ciertamente tensas en Cataluña en lo que se refiere a la presencia o no de los lazos amarillos. Por su parte, Buch tampoco ofreció detalles sobre esta «neutralidad del espacio público», aunque insistió en numerosas ocasiones en que «no hay un problema de convivencia en Cataluña», pese a los últimos incidentes. Precisamente, esta falta de concreción del cómo hacer efectiva esa neutralidad era, como ya informaba LA RAZÓN, entregar la calle, el espacio público, a los Mossos d’Esquadra.

Y, efectivamente, está claro que no será la policía autonómica catalana la que se encargue de que ese espacio público sea neutral. Así, el conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha reclamado dejar de poner en la picota a los Mossos d'Esquadra, ha negado que sean una policía política y ha avisado de que "no sacarán ni un lazo porque no es competencia de los Mossos sacar lazos".

En una entrevista de Europa Press, Buch ha expresado: "Los Mossos no retirarán lazos amarillos y, en el caso de que un juez obligue a que en los edificios públicos se deban retirar mensajes políticos, reconfortará una vez más la sensación de que no vivimos en una sociedad democrática".

El responsable de Interior ha precisado que se debe garantizar la libre expresión de la sociedad en el espacio público, aunque no plantear que no haya lazos porque "se empieza retirando la libertad de expresión en un espacio y se acaba retirando de todas partes".

"No podemos afrontar un debate donde la calle no sea un espacio de libre expresión de todo el mundo", ha afirmado el conseller, y ha tachado de intolerantes a las personas a quienes molestan los lazos amarillos por la libertad de los líderes soberanistas en prisión preventiva.

"Hay quien dice que se siente insultado o que le molesta cuando ve un lazo amarillo, pues es una persona intolerante, absolutamente intolerante. El lazo amarillo es la expresión de alguien que se expresa en la calle, si te molesta es que eres una persona intolerante", ha resaltado.

Sobre las acusaciones de que los Mossos son una policía política, Buch ha recordado que en la Conselleria de Interior hay un lazo amarillo en el balcón pero que en ninguna comisaría de los Mossos hay lazos: "En la Conselleria hay un representante político y los políticos hacen política. La policía no hace política".

"Hay quien lo ha querido mezclar todo: como el conseller tiene un lazo amarillo toda la policía tiene un lazo amarillo", en alusión al líder de Cs, Albert Rivera, y ha considerado que los Mossos son neutrales y una policía democrática.

Para el conseller, los Mossos, al igual que TV3, son neutrales y públicos, y el día que no lo sean, la sociedad catalana les suspenderá: "A diferencia de otros estados, nosotros los catalanes queremos medios de comunicación públicos objetivos, policía objetiva y democrática y nos sentiremos incómodos y rechazaremos lo que no sea así".

"Nuestra policía es democrática, ha sido democrática y será democrática, y preservará a la democracia, y en ningún caso se perseguirá por religión, color de piel, pensamiento político", ha expresado.

Últimas noticias