Defensa

España, al mando de la misión de la OTAN en Irak

El teniente general José Antonio Agüero Martínez estará al frente de efectivos de 30 países en esta misión de asesoramiento aliada

El general José Antonio Agüero en la toma de posesión como jefe de la misión de la OTAN en Irak
EMAD
25/05/2023
El teniente general español José Antonio Agüero asume el mando de la misión de la OTAN en Irak EMAD EUROPAPRESS

Desde esta misma semana, y por primera vez, un militar español está al frente de la misión de la OTAN en Irak (NMI, por sus siglas en inglés), en la que nuestro país participa desde sus inicios en 2019. Se trata del teniente general José Antonio Agüero Martínez, quien ha tomando el relevo del teniente general italiano Giovanni Ianucci, en el cargo desde el pasado mes de mayo de 2022.

Tal y como explica el Estado Mayor de la Defensa (EMAD) en un comunicado, la ceremonia de traspaso tuvo lugar en Bagdad y estuvo presidida por el almirante estadounidense Stuart B. Munsch, comandante del Mando Aliado de Fuerzas Conjuntas de Nápoles. Durante su discurso, el teniente general Agüero Martínez destacó la colaboración de la Alianza Atlántica en la formación de las fuerzas armadas iraquíes: “Nuestros socios iraquíes tienen su propia historia, cultura, organización y tradición. A ellos les corresponde organizar su marco de seguridad nacional; a través de la Misión de la OTAN en Iraq seguiremos proporcionando nuestro asesoramiento, adoptado a sus necesidades”.

Al mismo tiempo, agradeció a su predecesor el "buen trabajo realizado" y su disposición a continuar con los objetivos ya iniciados. Un trabajo, según el teniente general italiano, con el que se "han logrado resultados tangibles para crear las condiciones para una seguridad duradera en Irak y la estabilidad en toda la región. De hecho, queda más trabajo por delante, pero la cooperación desarrollada con nuestros homólogos iraquíes es sólida y está avanzando".

155 militares españoles

Fue a finales de 2018 cuando la OTAN decidió desplegarse en Irak para complementar la acción de la Coalición Internacional contra el Daesh, la cual arrancó en 2015. Mientras en la primera misión se entrena a los militares iraquíes, en NMI los esfuerzos se centran en los altos mandos del Ministerio de Defensa iraquí, de la Oficina de Seguridad Nacional y de los centros de educación militar para fortalecer tanto las estructuras de seguridad como las de enseñanza.

España ha ido aumentando su presencia y a día de hoy hay desplegados 155 efectivos. Mientras, con la Coalición Internacional España tiene desplegados unos 168 militares que llevan a cabo esa formación y dan seguridad a los instructores. Además, realizan operaciones de transporte aéreo con los seis helicópteros de la «Task Force Toro», que se encuentran en la base de Al Asad, al oeste de Bagdad.

La Misión de la OTAN en Irak, en la que participa una treintena de países, es, recuerda el EMAD, "una misión de asesoramiento y desarrollo de capacidades y no relacionada con el combate. Tiene como principal objetivo ayudar a Irak a construir sus instituciones de seguridad y a lograr unas fuerzas armadas más sostenibles y eficaces para que sean capaces de estabilizar el país, luchar contra el terrorismo e impedir el regreso del Daesh". Y añade: "Todas las actividades que desarrolla la NMI-Iraq cuentan con el consentimiento del gobierno iraquí y se realizan respetando plenamente su soberanía e integridad territorial".