MENÚ
miércoles 23 octubre 2019
01:36
Actualizado

Iglesias convoca un Consejo Ciudadanos para el próximo día 28

Su negociación hasta «el último minuto» y de «no tirar la toalla» para pactar un gobierno de coalición son esfuerzos que su electorado pondrá en estima

  • El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, el pasado martes en rueda de prensa desde el Congreso tras su encuentro con el Rey en Zarzuela
    El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, el pasado martes en rueda de prensa desde el Congreso tras su encuentro con el Rey en Zarzuela

Tiempo de lectura 4 min.

20 de septiembre de 2019. 09:54h

Comentada
Rocío Esteban Madrid. 20/9/2019

El relato. Al fin y al cabo será la herramienta a la que todos los partidos se agarren para cimentar su discurso de cara al 10-N. En estos cinco meses fallidos –políticamente hablando– para todos los partidos ha sido prioritario evitar entonar el «mea culpa» por el escenario real de más de 140 días en funciones por la incapacidad de estos para ponerse de acuerdo.

Así, en el cuartel general de Podemos tienen claro que el relato que articularán a partir de ahora puede unir al partido más que dividir. Su negociación hasta «el último minuto» y de «no tirar la toalla» para pactar un gobierno de coalición son esfuerzos que hoy su electorado pondrá en estima contra, aseguran, un partido de Gobierno que nunca quiso negociar y que tuvo en mente desde la noche electoral obligar a los españoles a votar de nuevo.

Esta línea de argumentación sirve también para rearmar, de nuevo, a su secretario general Pablo Iglesias. Su liderazgo –a diferencia de los días previos y posteriores a las elecciones de abril a causa de la «traición» de Errejón y el batacazo electoral en abril y mayo– se encuentra hoy «blindado» y existe unidad en cuanto a su figura, según las personas consultadas por este diario, a pesar de las diferencias de estrategia que se han podido ver con las confluencias en estos meses de negociación con el PSOE. Preparando ese camino se encuentran ya en Podemos, que precisamente escenificará ese cierre de filas entorno al líder morado el próximo sábado 28 de septiembre, día que la formación celebrará su Consejo Ciudadano Estatal –máximo órgano del partido entre asambleas– en Madrid, que se reúne cada tres meses. Allí se consensuarán las que serán las primeras líneas a seguir en la campaña, se expondrá la estrategia dura y franca para «contar la verdad» que ya diseña la dirección nacional, como adelantó este diario esta semana, y se espera que se produzca una aprobación hacia la estrategia seguida por el partido en los meses de negociación con Pedro Sánchez.

El partido ya obró en este sentido tras la investidura fallida, por las críticas de sus socios IU y En Comú por la negativa a no investir a Sánchez sin entrar en el Consejo de Ministros. Después de comprobar una posible escisión en la unidad de grupo, Iglesias decidió incorporar al equipo negociador conformado inicialmente por Pablo Echenique e Ione Belarra a Enrique Santiago (IU), Jaume Asens (En Común), Yolanda Díaz (Galicia en Común) y Juantxo López Uralde (Equo). Y tras esa implicación directa de todos los actores dentro del grupo parlamentario, las fuentes consultadas aseguran que el partido sale reforzado, a pesar de las distintas visiones sobre como discurría la negociación.

Sin cambios en las listas

El partido concurrirá al 10-N prácticamente con las mismas listas al Congreso, a pesar de la perdida de escaños en la España vaciada. Aunque la formación no informa de manera oficial, no se esperan grandes cambios. Las razones se explican en la repetición electoral de 2016, cuando el partido tampoco organizó nuevas primarias para elegir candidatos, puesto que estos ya habían sido ratificados en un corto periodo de tiempo por los inscritos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs