Política

Los huidos de ETA ofrecen su «ayuda» para que otros miembros de la banda «regresen a sus casas»

Huidos de ETA sin causas pendientes han ofrecido este sábado su "testimonio y ayuda"a otros miembros de la banda terrorista fugados para que "regresen a sus casas"y han asegurado que "no tienen miedo"de "hacer frente a todo lo ocurrido, ni tampoco a asumir nuestra responsabilidad".

"Somos conscientes de que los Gobiernos español y francés intentan destruir el nuevo camino que hemos iniciado y que nos hará falta toda nuestra energía para avanzar, en ello estamos, con fuerza e ilusión", han asegurado.

Así lo han señalado en un acto celebrado este sábado en la localidad navarra de Alsasua, en el que han participado más de un centenar de personas, y en el que, en representación del colectivo de huidos, Aitziber Plazaola y Xabier Zubizarreta han dado lectura a un comunicado en euskera.

En la comparecencia pública, en la que no se han admitido preguntas, los huidos de ETA sin causas pendientes han declarado que "durante estos últimos 50 años, cientos de vascos han sufrido y hemos sufrido el destierro".

"Desgraciadamente esta situación no es nueva en la historia de Euskal Herria y al igual que períodos anteriores, en las cinco últimas décadas muchos de nuestros compatriotas han tenido que abandonar sus casas y sus pueblos, huyendo de la represión y la tortura", han indicado.

En este sentido, han abogado por "romper esta cadena para que nunca más haya exiliados vascos"y han incidido en que "ahora es el momento de superar para siempre la amenaza del destierro y la persecución política".

"Queremos aportar nuestra colaboración en el desarrollo de las líneas de actuación que en Biarritz se marcaron, para iniciar el regreso de nuestros compañeros primero y para que en el futuro nadie más se vea obligado a abandonar su casa. Nuestro compromiso con ese objetivo es total", han remarcado.

En su opinión, para "alcanzar la solución definitiva es necesario contar a nuestro pueblo toda la verdad de lo ocurrido en los últimos cincuenta años". "Nosotros también tenemos mucho que decir, sobre la realidad que nos ha tocado vivir, concretamente sobre la guerra sucia, el miedo y la muerte, la tortura y la indefensión jurídica de la deportación", han expuesto.

Según han declarado, pese a que "hay quienes están interesados en realizar relatos parciales de lo acontecido, haciendo desaparecer gran parte de las atrocidades cometidas, nosotros no tenemos miedo de hacer frente a todo lo ocurrido, ni tampoco a asumir nuestra responsabilidad".