MENÚ
miércoles 24 abril 2019
00:28
Actualizado

Los independentistas descartan una rectificación in extremis

ERC se muestra «contundente» en el no a las cuentas y el PDeCAT anima a Sánchez a rectificar.

  • La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el portavoz de ERC, Joan Tardà, ayer en el Congreso
    La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el portavoz de ERC, Joan Tardà, ayer en el Congreso

Tiempo de lectura 2 min.

13 de febrero de 2019. 03:45h

Comentada
T. Bolaño / P. Gómez .  13/2/2019

Si la retórica con la que el Gobierno defendió ayer los presupuestos dejó entrever que no mantiene esperanzas de que puedan empezar hoy su tramitación, los partidos independentistas insistieron en que no se moverán del «no» a las cuentas de Moncloa. «Lo teníamos en la mano», se lamentaron desde ERC. «Estábamos cerca», añadieron desde el PDeCAT. En este escenario, y siempre que no se produzca un giro de guión inesperado, los grupos catalanes mantendrán sus respectivas enmiendas a la totalidad y unirán esta tarde sus votos a los del PP, Cs, Foro y Coalición Canaria para poner en jaque la legislatura.

Fuentes de los grupos secesionistas en el Congreso reconocían ayer a LA RAZÓN que «no hay margen» para reconducir la negociación con el Ejecutivo. Aunque en lo esencial coinciden, algunos matices separaban a los diputados de los dos grupos. Desde ERC sostenían su intención de «mantener la hoja de ruta» prevista desde el momento en el que registraron en la Cámara Baja su veto a las cuentas. Desde las filas del grupo de Joan Tardà y Gabriel Rufián se mostraban contundentes: «No vamos a cambiar nuestra posición de voto». El PDeCAT coincidía en que el final casi seguro del debate será la devolución del proyecto presupuestario. Sin embargo, un diputado de este grupo llamaba en la tarde de ayer a este diario a no dar nada por sentado al 100%: «Quedan horas. Hay margen hasta el último minuto». Al margen de estas pequeñas diferencias, tanto ERC como PDeCAT coincidieron sobre la tribuna del Parlamento en reconocer a Sánchez su «valentía» por reconocer la existencia de «un conflicto político» en Cataluña y, al mismo tiempo, en afearle que haya dejado pasar la oportunidad de encontrar una «solución democrática». Ninguno de los dos grupos se han movido en las últimas horas de la exigencia que hizo descarrilar el diálogo entre Sánchez y Torra: la inclusión del derecho a la autodeterminación en la mesa negociadora. «Tenemos el derecho a poder hablar de autodeterminación», aseguró Tardà, antes de recordar que no exigieron «nada» al PSOE para apoyar su moción de censura y que, desde entonces, han apoyado casi todos los reales decretos. El portavoz de ERC, que ha reconocido que para ellos es preferible un Gobierno del PSOE apoyado por Podemos que uno del PP y de Cs, ha instado al PSOE a volver a negociar en el futuro: «No se han atrevido. Nosotros insistiremos. Si ahora no se han dado las condiciones, trabajaremos para que este escenario se dé». El diputado del PDeCAT Ferran Bel acusó a Sánchez de no «escuchar a sus socios de investidura» y le trasladó toda la «responsabilidad» de su no tramitación. Pese a todo, Bel realizó un último llamamiento a retomar las conversaciones: «Estamos a tiempo. Retornen a su posición del pasado miércoles y retiraremos la enmienda».

Últimas noticias