MENÚ
viernes 19 abril 2019
18:39
Actualizado

PP y Cs se alían contra el PSOE en un tenso debate a seis

Cataluña y el feminismo protagonizaron los momentos más controvertidos del enfrentamiento entre los candidatos

  • Irene Montero (Unidas Podemos), Aitor Esteban (PNV), María Jesús Montero (PSOE), Cayetana Álvarez de Toledo (PP), Inés Arrimadas (Ciudadanos) y Gabriel Rufián (ERC),i-d, poco antes del debate electoral
    Irene Montero (Unidas Podemos), Aitor Esteban (PNV), María Jesús Montero (PSOE), Cayetana Álvarez de Toledo (PP), Inés Arrimadas (Ciudadanos) y Gabriel Rufián (ERC),i-d, poco antes del debate electoral /

    Efe / Javier Lizón

Tiempo de lectura 4 min.

17 de abril de 2019. 08:43h

Comentada
larazon.es.  17/4/2019

La candidata del PP por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, ha sido la encargada de abrir este martes el debate a seis organizado por RTVE y lo ha hecho asegurando que el presidente del Gobierno y candidato socialista, Pedro Sánchez, no es una persona decente. Ciudadanos por su parte, ha tildado al jefe del Ejecutivo de "peligro público" y ha tendido la mano al PP, Unidos Podemos se ha erigido como la única formación que puede impedir la pérdida de derechos y el representante de ERC, Gabriel Rufián, ha alertado contra el "bloque real" que "quieren" formar PSOE y Ciudadanos.

El debate entre candidatos de los seis partidos con grupo parlamentario propio en el Congreso ha comenzado con un minuto en el que cada uno ha podido para defender la necesidad de que los ciudadanos voten a su formación el próximo 28 de abril.

La representante 'popular' ha comenzado lamentando que el debate que se celebre no sea un 'cara a cara' entre Pedro Sánchez y el candidato del PP, Pablo Casado. A su jucio, el jefe del Ejecutivo quería evitar este formato porque prefería un debate en el que estuviera presente Vox y "jugar al divide y vencerás".

"No ha querido un debate a dos porque Sánchez es un vanidoso útil del separatismo y un hombre de coraje discutido y discutible", ha advertido para acusarle a continuación de no ser una persona "decente", citando expresamente que esta acusación la había realizado Pedro Sánchez a Mariano Rajoy en el 'cara a cara' que mantuvieron ambos en la campaña de las elecciones generales de 2015.

La representante del PSOE, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha evitado responder a esta acusación y ha defendido su voluntad de hablar "de la política de las cosas", presentando un proyecto "de tolerancia y convivencia". La candidata socialista ha sostenido la necesidad de unas instituciones "ejemplares", un crecimiento "robusto y sostenible" de la economía, bienestar social y servicios públicos.

Irene Montero avisa de un pacto de "derechas" de PSOE-Cs

Mientras, la 'número dos' de Podemos, Irene Montero, ha avisado de que si tras las próximas elecciones gobierna la derecha el país irá "a peor" y perderá "derechos asentados". Y ha avisado de que esto sucederá tanto con un tripartito de PP, Ciudadanos y Vox como con un pacto de PSOE y Ciudadanos, "que también es de derechas".

Frente a estos acuerdos, ha erigido la influencia de Podemos para regular la factura de la luz o los precios de los alquileres y se ha dirigido principalmente a los indecisos: "Tenemos muchos defectos, pero a nosotras no nos compran".

Por su parte, la candidata de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha alertado de que el presidente del Gobierno es un "peligro público" y por eso ha "tendido la mano" al PP para sumar una alternativa. Sin embargo, no ha excluido a los 'populares' de sus críticas al acusarles de haber "pactado siempre con el nacionalismo", igual que el PSOE, mientras a algunos políticos se les "agrede, insulta y amenaza" en algunos territorios.

ERC critica que no esté Junqueras

La situación de Cataluña ha sido puesta sobre la mesa por el representante de ERC, Gabriel Rufián, quien ha comenzado denunciando la "anomalía" que supone que no pueda participar en el debate el candidato de su partido, Oriol Junqueras, quien está en prisión provisional.

Pero además, ha alertado de que el pacto "real" que habrá tras el 28-A será el de socialistas y Ciudadanos, que "no hablan entre ellos pero es lo que quieren". Y ha criticado que algunos partidos quieran volver a aplicar el artículo 155, lo que cree que sería "tremendamente nocivo" para los catalanes independientemente "de la bandera que tengan en el balcón o el corazón".

Por su parte, el candidato del PNV, Aitor Esteban, ha querido alejarse de la "polaridad" y ha dicho estar abierto "al diálogo, la negociación y el acuerdo". Pese a ello, ha dejado claro que su formación se opondrá a "la involución política y de derechos sociales" y también a quienes intenten recortar el autogobierno.

Últimas noticias