Política

PP y PSOE piden la dimisión de Bergara

El número dos de la lista del PP a las elecciones europeas, Esteban González Pons, ha pedido la dimisión del alcalde de Sestao (Vizcaya), Josu Bergara, por sus palabras sobre los inmigrantes, y ha avisado al PNV, que ya le ha confirmado para las elecciones municipales, que "esta vía para ganar elecciones es "muy muy muy peligrosa". Pons ha explicado que en Sestao hay mucha gente en el paro, mucha desestructuración social e inmigrantes, algo que considera "un caldo de cultivo adecuado"para que se produzca "un incendio"si alguien "enciende la chispa del racismo o de la xenofobia", ha dicho en declaraciones a RNE.

A su juicio, la frase del alcalde de Sestao no es sólo "ofensiva", sino también "temeraria"porque "pone en riesgo la convivencia". "Creo que es imposible que nadie pueda continuar en esas condiciones en política", ha advertido el dirigente 'popular'.

Por su parte, el numero dos en la lista del PSOE a las elecciones europeas, Ramón Jáuregui, ha insistido en que el PNV debe "tomar medidas"por las palabras "inadmisibles e indecentes"del alcalde de Sestao, Josu Bergara. Asimismo, ha urgido a poner en marcha una política europea en materia de inmigración, en la que apuesta por "dar derechos políticos"para la integración de las personas inmigrantes.

En un encuentro con los medios en Bilbao, en el que también han participado los candidatos vascos Eider Gardiazababal, Maider Lainez y Ekain Rico, el político socialista se ha pronunciado, de este modo, tras la polémica suscitada este pasado jueves tras hacerse pública una grabación en la que el alcalde de Sestao, el jeltzale Josu Bergara, aseguraba que "la mierda ya no viene a Sestao porque, si no, la echo yo". Posteriormente, el regidor aclaró que sus palabras se referían a "delincuentes"y no a inmigrantes.

Jáuregui ha considerado que las manifestaciones de Josu Bergara son "inadmisibles"e "indecentes". Por ello, ha afirmado que el PNV "tiene que tomar medidas que no ha tomado todavía".

También en materia de inmigración, ha rechazado la propuesta del expresidente francés Nicolas Sarkozy de reformar del Tratado Schengen, que permite la libertad de movimientos dentro de las fronteras de los países miembros de la UE.

Para Jáuregui, "el discurso de la extrema derecha francesa de 'Francia para los franceses' y 'el trabajo de Francia para los franceses' es un mensaje miserable y mentiroso". En esta línea, ha considerado que es un discurso "anacrónico, ombliguista", que ha reconocido que "toca una fibra egoísta"de los ciudadanos que hay que "combatir de manera dura".

El político vasco ha advertido de que, para mantener en 2050 el número de activos necesario para el pago de las pensiones, se requerirían "unos 80 millones de inmigrantes". Por su parte, ha urgido a que Europa tenga "una política de inmigración ordenada"que "canalice la incorporación de gentes de todo el mundo que quieren venir a vivir con nosotros".

"Europa no tiene una política de inmigración", ha lamentado. En su opinión, la "clave"de esta política sería "ordenar los flujos y ordenar a los que vienen", que "tienen que ser integrados". Jáuregui ha defendido que "la integración es darles derechos políticos"porque, "cuando votan, cuentan". "Y esto tampoco lo hemos bien en España", ha manifestado.