Deportes

Las peticiones de Amnistía Internacional para la Supercopa en Arabia Saudí

SORTEO SUPERCOPA DE ESPAÑA
Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de fútbolKiko HuescaEFE

La Federación ha conseguido que las mujeres puedan acceder sin restricciones a la Supercopa de España que se disputará en Arabia Saudí en la segunda semana de enero. Un pequeño paso que Amnistía Internacional celebra, pero insuficiente para la apertura de un país con muchas sombras sobre el respeto a los derechos humanos. "Es un paso hacia delante, que consideramos muy positivo y hay que felicitar a la Federación por esto, porque hasta ahora las mujeres no podían entrar y siguen sin poder entrar, sólo en zonas delimitadas de los estadios. Hay que quitarse el sombrero con esta jugada de la Federación, pero no es suficiente", explica Carlos de las Heras, responsable de Amnistía Internacional España para Arabia Saudí.

"Es un buen paso por el que hay que dar la enhorabuena a la Federación, pero la situación y el larguísimo historial de vulneración de los derechos humanos que tiene Arabia Saudí es algo en lo que tenemos que seguir trabajando", explica De las Heras. La ONG solicitó una reunión con el presidente de la Federación hace aproximadamente un mes, pero no han recibido respuesta.

"Sería recomendable esa reunión para los derechos de las personas que viven en Arabia Saudí. Lo que transmitimos es ese historial. No sólo de vulneración de los derechos de la mujer. Hay otras cuestiones muy preocupantes, como por ejemplo la falta de libertad de expresión. Hay muchos activistas, muchísimos defensores de los derechos humanos que están condenados y en prisiones saudíes simplemente por expresarse en libertad. No podemos olvidar que Arabia Saudí lleva tiempo participando en bombardeos en Yemen, en una guerra en la que han muerto casi cien mil personas. Y algo muy importante, que está entre los tres países que más utilizan la pena de muerte cada año", añade.

En Amnistía Internacional son conscientes de que una vez firmado y presentado el contrato por el que la Federación recibirá 40 millones anuales durante esta temporada y las dos siguientes, la capacidad de maniobra es menor. Pero sí piden a la Federación un gesto que permita, por ejemplo, acabar con el sistema de tutela que sufren las mujeres. "Por este sistema las mujeres no pueden decidir determinadas cuestiones por ellas mismas, como por ejemplo casarse, estudiar o trabajar", afirma Carlos de las Heras.

"No queríamos ningún enfrentamiento ni proponíamos ningún enfoque agresivo con la Federación", añade. No pretenden obligar a la Federación a cambiar la sede del torneo. "Simplemente queríamos que la Federación mostrara la preocupación que tiene la sociedad a nivel internacional. Pero es complicado", asumen. No se trata sólo de una cuestión deportiva, también política y, sobre todo, económica. Son muchos los negocios que el Gobierno español ha promovido en Arabia Saudí.