Las madrugadas carcelarias de Frank Cuesta

Según una fuente cercana al popular presentador, la puesta en libertad de Yuyee podría producirse en apenas cinco o seis meses

Siempre que se encuentra en Tailandia, Frank Cuesta tiene una visita ineludible de madrugada a la prisión de Bangkok donde se encuentra encarcelada desde hace más de seis años su esposa Yuyee. No le permiten verla pero sí llevarle un paquete con comida, porque la del centro es de muy baja calidad, y si se compra dentro otra de calidad superior los precios son excesivos. Sale más a cuenta traerla directamente de la calle. Las Marías controlan cualquier tipo de mercadeo y ponen precios abusivos a los alimentos.

Como recordaran nuestros lectores, Yuyee, que se llama realmente Alissa Intusmith, fue condenada a quince años de cárcel al descubrir que portaba una pequeña cantidad de droga en un aeropuerto tailandés, apenas 0,005 gramos de cocaína.

Tras un proceso judicial calificado por su propio marido de un tanto extraño, la modelo ingresó en prisión. Pero, según una fuente cercana al popular presentador, la puesta en libertad de Yuyee podría producirse en apenas cinco o seis meses.

Una de las posibilidades que baraja el matrimonio es trasladarse a vivir a España cuando Yuyee salga libre. Las condiciones de vida en nuestro país son mucho mejores que en Tailandia y aquí podría reencontrarse con su profesión en el mundo de la moda. En tiempos fue una de las top model más importantes de Asía.