José Manuel Soto sobre Enrique Ponce y su relación con Ana Soria: “Está feliz como un niño chico”

El cantante ha hablado en «Espejo Público» sobre el nuevo amor del torero y su faceta como cantante: «Ya está de vuelta. Se ve legimitado para hacer lo que le dé la gana»

Esta temporada, Fran Rivera inauguraba sección en el programa «Espejo Público», donde cada semana entrevista a un personaje relevante. En esta ocasión, le ha tocado el turno a José Manuel Soto, con quien ha charlado sobre sus controvertidos comentarios en las redes sociales, donde Soto se ha signifado políticamente en más de una ocasión. En este sentido, el cantante aseguraba que le parecía bien comentar lo que considerara oportuno siempre y cuando sus afirmaciones abriera un debate. Lo que no admitía eran insultos.

En cualquier caso, lo interesante de la entrevista llegaba minutos después, cuando Fran Rivera le sacaba el tema de Enrique Ponce y su nueva faceta como cantante. Soto recordaba entonces que al torero siempre le gustó mucho un escenario: «Mira, es un tío que ha currado toda su vida, ha mantenido a su familia con la canción, que es muy difícil, y ha llegado a lo más alto. Es súper trabajador y súper preparado», acalraba al principio para después meterse en faena.

«Yo lo saqué a cantar una vez en el Teatro Real –recordaba–. Lo he hecho también en fiestas porque a él le encanta , creo que lo dejaría todo por ser Luis Miguel –contaba entre risas–. Le apasiona y además se transforma, sabe y lo vive. Tiene un artista dentro. Es un torerazo, pero la música la vive con una pasión… Y ahora, como está tan enamorado y tan entregado, pues…». Y entonces salía a relucir el tema de su nuevo amor con Ana Soria, que el torero no solo no esconde, sino del que presume.

José Manuel Soto daba su opinión: «Es un triunfador de la vida. Y yo creo que ha llegado un momento en su vida que ya está de vuelta. Lo ha conseguido todo en su profesión, ha ganado dinero, ha abierto todas las puertas grandes… Y se ve ahora legitimado para hacer lo que le dé la gana. Se ha enamorado de esta niña, la gente se mete con él pero a él no le importa, yo creo que incluso le pone un poco el cachondeo ese de la gente. Y sale, y le pinta la A en el ruedo, y le canta en un video… Está feliz como un niño chico».

Soto ha defendido a Ponce asegurando que «tiene derecho a hacer lo que le dé la gana, lleva 30 años jugándose la vida delante de un toro. Y cuando la gente se juega la vida, a la hora de disfrutar también son muy disfrutones. A los toreros siempre les ha pasado. Divertirse es normal».

Y dada la naturaleza del tema, Fran hilaba a cuenta de la fama de mujeriegos de los toreros y, de forma muy natural, reconocía que, de hecho, cuando él mismo llegó a la familia de Soto –Lourdes Montes, mujer de Fran, es su sobrina–, no fue muy bien recibido, algo que el cantante sevillano ha reconocido abiertamente: «No te queríamos ni ver. No por nada, si no porque te conocíamos, sobre todo yo. Y vaya tela este ahora con la niña… Pero bueno, te llegó el momento. Además, las Parejo te cogen y te doman rápido. Yo lo sabía, a este lo doma. Pero al principio un poco de miedo sí da porque cada uno tenemos nuestra historia. Y tú has dado muchas vueltecitas, macho, entre los 30 y los 40 has toreado más que Ponce y que Morante y toda la gente», aseguraba de nuevo entre risas.

Lejos de enfadarse, Fran encajaba muy bien el dardo y reconocía que lo entendía, aunque después le aclaraba a Susana Grisso que tampoco era para tanto: «Los toreros entendemos la vida de otra manera, porque somos conscientes de que nos estamos jugando la vida y somos muy disfrutones. No hace falta una farra, ¿eh? Cualquier rato con un amigo estoy seguro de que los toreros lo valoramos más que cualquier otra persona», argumentaba.

Lo que ahora está esperando todo el mundo es que Fran entrevista a Enrique Ponce para hablar de todo este asunto. Sería la primera vez que lo hiciera públicamente y según informó la propia Grisso, esa petición está cursada. Habrá que ver si finalmente Ponce se la concede.