Miguel Bosé gana el juicio contra su ex Nacho Palau

La demanda de reclamación de filiación no matrimonial planteada por su ex pareja ha sido desestimada

Miguel Bosé y Nacho Palau, en una imagen de archivo / Gtres

La demanda de reclamación de filiación no matrimonial planteada por su ex pareja, Nacho Palau, ha sido desestimada, aunque el juez sí considera la petición subsidiaria de establecer un régimen de visitas de los dos hijos biológicos de Miguel Bosé, Diego y Tadeo, y los otros dos de Nacho Palau, Ivo y Telmo. Reconoce además, que este régimen sea no solo entre los cuatro niños, sino también entre sus respectivos padres.

El mismo Nacho Palau ha sido el encargado de hacer público el veredicto, a través de sus redes sociales, en un comunicado emitido por el despacho Ortolá Dinnbier. En él, el abogado de la ex pareja de Bosé, afirma que la sentencia sí considera la posesión de estado y señala que ha quedado probado el propósito compartido de Bosé y Palau de “tener hijos para fundar una única familia en la que los hijos serían hermanos y ambos serían padres”, pero entiende que el actual sistema jurídico español “no permite efectuar formalmente la declaración de filiación solicitada”.

Mientras, el escultor valenciano “sigue confiando en que se haga justicia a todos sus hijos y para ello se dispone a presentar recurso de apelación frente a dicha sentencia”, porque en todo este proceso siempre ha tenido muy claro que su objetivo era conseguir que la “verdad real se impusiera como verdad legal”.