Gente

Exclusiva: Iker Casillas demanda a Avilés por inventarse su romance con Sara Denez

Reclama 30.000 euros al tertuliano y a Cuarzo, productora del programa “Viva la Vida”, por intromisión en su derecho al honor e intimidad. La demanda ha sido presentada en los Juzgados de Pozuelo de Alarcón el pasado 17 de junio.

Iker Casillas
Iker CasillasALI HAIDEREFE

La demanda, a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, por supuesta intromisión ilegítima en el honor e intimidad de Iker Casillas, se centra en demostrar la falsedad de la exclusiva que vendió José Antonio Avilés a la revista SEMANA sobre su relación con la cordobesa Sara Denez y de los supuestos audios del futbolista que el tertuliano facilitó al programa Viva la Vida.

La letrada de Iker Casillas acusa al polémico colaborador de inventarse una exclusiva para lucrarse y lo considera el artífice intelectual de esta exclusiva ficticia. Por otra parte, denuncia el papel que juega Cuarzo Producciones, productora del programa en el que trabaja Avilés, a la que acusa de utilizar un ardid televisivo, con unos presuntos mensajes de audio de Iker Casillas, cuya autenticidad niega, y que habrían servido para cebar su nueva relación sentimental con la cantante cordobesa. El futbolista reclama a ambos, solidariamente, el pago de treinta mil euros en concepto de indemnización.

La demanda ha sido presentada en los Juzgados de Pozuelo de Alarcón el pasado 17 de junio, por ser el lugar donde reside el famoso futbolista. Sería la primera demanda presentada, pero no la última, y se centra en la emisión del 13 de marzo de 2021 de Viva la Vida, programa en el que se avanzó que la supuesta causa de la ruptura de Casillas y Sara Carbonero, podría ser otra mujer. Todo ello, se deducía de unos supuestos audios del propio Casillas, que escucharon algunos colaboradores del programa y que no se emitieron, hablando con una mujer que, supuestamente, era Sara Denez. En la demanda se deja abierta la opción de emprender acciones penales por el “dudoso buen proceder ético y/o profesional” de los demandados, ya que sus actuaciones “incluso podrían llegar a ser constitutivas de ilícitos pertenecientes al ámbito penal”.

Sara Denez, la cantante que fue relacionada con Iker Casillas FOTO: La Razón (Custom Credit)

Un “mentiroso compulsivo” y un “oportunista” así definen en la demanda a José Antonio Avilés

En la demanda se destaca que Avilés, pese a haberse intentado atribuir la condición de periodista, no está titulado y que no destaca por ser un profesional del periodismo sino por ser un “oportunista“ con el objetivo único de obtener la fama e influencia que tanto ansía a toda costa”.

Tras destacar la notable reputación en el ámbito de lo ficticio de Avilés, la abogada pone en duda la veracidad de los audios atribuidos a su representado. Asegura que no pudieron serle facilitados a Avilés ni por Casillas ni por Sara Denez, la cantante cordobesa con la que le relacionaron tras su ruptura con Sara Carbonero, ya que son " inexistentes”. Además, inciden en que incluso la propia Sara Denez, ha negado toda vinculación con el ex capitán de la selección española de fútbol.

Por todo ello, el jugador demanda también a CUARZO PRODUCCIONES, ya que aún sabiendo, por notoria, la trayectoria “profesional” del Sr. Avilés, no impide la emisión de contenidos televisivos que, de forma injustificada, no autorizada y mediante falsedad, atentan contra sus derechos a la intimidad y honor.

José Antonio Avilés FOTO: Instagram

Casillas asegura que todo es mentira: sus audios y su relación con Sara Denez

Así, en la demanda, se asegura que todo este presunto contenido no es sino una mentira. Un artificio producto de la colaboración de los co demandados para obtener un lucro por una simple, llana e inapelable razón: que estos presuntos mensajes de audio no se han producido. Un ejemplo de ello, dice la abogada de Casillas, es que ni siquiera se emiten, reproducen, transcriben o muestran contenido alguno de estos presuntos mensajes de audio.

Es también Avilés quién asegura en el programa que la destinataria ficticia de los audios es una mujer y, según se esgrime en la demanda, ha utilizado la misma información, falsa, tanto en el programa Viva la Vida como en la revista Semana, siendo la agencia intermediaria con la revista la perjudicada, en torno a unas supuestas relaciones de Casillas con una mujer, Sara Denez.