Gente

El dato revelador que muestra la nula relación entre Juls Janeiro y su hermana Andrea

Parece que entre las jóvenes no existe muy buena sintonía

Julia y Andrea Janeiro en un montaje
Julia y Andrea Janeiro en un montaje FOTO: Instagram / Gtres La Razón

Juls Janeiro ha llegado a la prensa rosa para quedarse. Pese a las reticencias de la joven, que de momento ha evitado pronunciarse sobre las polémicas que le rodean y parece querer mantenerse al margen de la opinión pública, la popularidad de su familia hace inevitable que su nombre aparezca en los principales titulares del papel couché. Algo similar ocurre con su hermana Andrea Janeiro, la hija de Belén Esteban y Jesulín de Ubrique, aunque ella sí ha conseguido evitar la persecución de los paparazzi mudándose a Reino Unido. Uno de los asuntos que más incógnitas despierta es la relación que mantienen las jóvenes, teniendo en cuenta los desafueros de sus padres.

Aunque se ha especulado mucho acerca de esta cuestión, La Razón ha podido dar con un dato revelador que demuestra que la relación entre Andrea y Juls Janeiro no es mala ni buena, sino nula, al menos en sus redes sociales. Aunque la primera acumula miles de seguidores en su cuenta de Instagram, la primogénita de Jesulín de Ubrique es más reservada y mantiene su perfil cerrado solo a las personas de su máxima confianza, como pueden ser Carlota Corredera, Alejandra Rubio o, por supuesto, su madre Belén Esteban.

La sorpresa llega cuando se comprueba que Juls y Andrea Janeiro no se siguen en sus respectivas cuentas de Instagram. Un dato que, aunque a priori pueda parecer banal, cobra especial importancia teniendo en cuenta la edad de las protagonistas, jóvenes para las que las redes sociales cobran especial importancia. En su día, se especuló con que, llegada Juls a Madrid, podría reunirse con hermana mayor para ponerse al día y recordar viejos tiempos en los que estaban más unidas. A juzgar por sus perfiles oficiales, parece que nada queda ya de esa relación fraternal.

Destaca igualmente la negativa de Jesulín de Ubrique a visitar a su hija Andrea Janeiro cuando viajó hasta Madrid para atender compromisos profesionales, una prueba más que pone de manifiesto el enorme cisma que separa a ambas partes de la familia.