Gente

Aniversario

Rocío Jurado y Ortega Cano, no tan “a gustito”

Hoy se cumplen 27 años de la boda de la cantante y el diestro, en un momento en el que más se cuestiona el amor que se profesaba el matrimonio

Ortega Cano y Rocío Jurado el día de su boda
Rocío Jurado y Ortega CanoLAGTRES

Tal día como hoy, hace ya 27 años, Rocío Jurado y Ortega Cano se dieron el «sí, quiero» en la ermita de la Santísima Trinidad, construida especialmente para aquella ocasión en los terrenos que conformaban la finca Yerbabuena, la misma que sirvió como escenario a otras celebraciones familiares, como la boda de Rocío Carrasco y Antonio David Flores. Más de 1.500 invitados se dieron cita en el cortijo, sito a unos 40 kilómetros de la capital hispalense, para celebrar el profundo amor que la cantante y el torero se profesaban.

Se conocieron varios años atrás, cuando coincidieron en la sala de espera de la consulta del doctor Claudio Mariscal, conocido por aquel entonces como «el médico de los famosos». Según recordó la propia Jurado, el maestro la miró desde su asiento «como nadie me había mirado nunca», y desde ese momento sus encuentros fueron a más, hasta que comenzaron una relación sentimental que cautivó a la opinión pública española de finales de la década de los años noventa. Los romances entre copleras y toreros constituían un arquetipo idílico que ya se había repetido en ocasiones anteriores y que alimentaba portadas de la crónica social, y en este caso no fue diferente.

Los medios de comunicación especializados en corazón cayeron rendidos a los pies de este matrimonio que tanto amor rezumaba, pero 27 años después de unas nupcias aparentemente románticas, el relato de pasión que Rocío Jurado y Ortega Cano construyeron a base de medidas portadas y declaraciones empieza a tambalearse a consecuencia de las últimas intervenciones televisivas de Rocío Carrasco. Lo cierto es que se viene rumoreando desde hace algunos años que la relación entre la cantante y el diestro no fue tan maravillosa como se quiso hacer creer, pero estas habladurías nunca habían cobrado tanta fuerza como hasta ahora.

Rocío Carrasco, Ortega Cano y Rocío Jurado
Rocío Carrasco, Ortega Cano y Rocío JuradoGtresfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@2100e1d8

«No creo que fuese una decisión acertada», afirmó Rocío Carrasco en su serie documental, «Contar la verdad para seguir viva», sobre la boda de su madre y Ortega Cano. La heredera universal de la Jurado se basa en un supuesto material que habría encontrado entre su legado y que, de momento, todavía no ha visto la luz, para llegar a esta conclusión. De sus palabras se entiende que «la más grande» dejó escritos de su puño y letra una serie de documentos que no dejarían en muy buen lugar al que fue su marido.

Trámites de separación

De hecho, en los últimos días ha cobrado fuerza una teoría que apunta a la posibilidad de que la cantante hubiera comenzado a preparar los trámites para separarse del maestro, pero, por desgracia, el cáncer de páncreas que se le diagnosticó y que le arrebató la vida en el año 2006 truncó sus planes.

Fuentes tan cercanas a Rocío Jurado como su cuñada y amiga Rosa Benito, han declarado en más de una ocasión que Ortega Cano «no pagó ni un duro» del coste del tratamiento al que su mujer se sometió en Houston para intentar plantar cara a la enfermedad. Pero su indiferencia hacia Rocío Jurado iría más allá del plano económico, puesto que, según la misma tertuliana, el torero se negó a coger de la mano a su esposa cuando ella más lo necesitaba. Ni en la riqueza, ni en la pobreza. Ni en la salud, ni en la enfermedad. Parece que la imagen que proyectaban de pareja bien avenida no se correspondía con la verdad que se conocía de puertas para adentro. Una verdad que ahora Rocío Carrasco quiere sacar a la luz.

Rosa Benito
Rosa Benitolarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@2100e1d8

«No me pidas más papeles, vida mía, que a lo mejor te los doy y no te van a gustar. Que se te puede caer encima ese mundo idílico que recuerdas», advirtió a su hermana Gloria Camila desde el plató de «Montealto: regreso a la casa». La primogénita de la Jurado está segura de que el contenido de los documentos a los que se refiere «hará daño» a la joven colombiana, apuntando de nuevo a una supuesta mala relación entre Ortega Cano y Rocío Jurado que hoy, 27 años después de su boda, parece más evidente que nunca.