Gente

Bill Cosby no volverá a la cárcel, al anularse la sentencia

El Supremo avala que no se respetaron sus derechos

Bill Cosby, en una imagen de Archivo
Bill Cosby, en una imagen de Archivo FOTO: TRACIE VAN AUKEN TRACIE VAN AUKEN EFE

Nadie duda que Andrea Constand fue drogada y abusada sexualmente por el actor Bill Cosby en 2004. Sin embargo, el Tribunal Supremo avaló ayer que el intérprete no regrese a la cárcel. La sentencia que se le impuso carece de valor legal. La máxima estancia judicial de Estados Unidos rechazó, sin especificar argumentos, la petición de un fiscal de Pensilvania de recuperar la condena impuesta en el juicio celebrado en 2018.

Tras el veredicto de culpabilidad, que se produjo en la segunda vista oral, después de que en la primera el jurado fuera incapaz de alcanzar una decisión unánime, el actor recibió una pena de tres a diez años de cárcel, en lo que se calificó como uno de los hitos del movimiento #MeToo.

Pero en el mes de junio pasado se produjo un giro radical de los hechos y Cosby salió en libertad y exonerado por una cuestión de procedimiento. El Tribunal Supremo de Pensilvania revocó el fallo porque consideró que no se respetaron los derechos constitucionales del acusado durante el proceso.

Según esta interpretación, la fiscalía del condado de Montgomery persiguió cargos penales contra Cosby cuando un exfiscal, Bruce Castor, le había garantizado la inmunidad para que prestara testimonio en una demanda civil. Entonces, Cosby reconoció que le dio unas pastillas a Constand y admitió que había usado otros fármacos antes de tener relaciones sexuales con otras mujeres

El Supremo federal no ha aceptado discutir el asunto, lo que equivale a ratificar la revocación y dar el carpetazo. “Es una verdadera victoria para Bill Cosby”, señaló Andrew Wyatt, portavoz el actor de 84 años, en un comunicado. “Esto muestra que hacer trampas nunca te llevará lejos y que la corrupción, instalada dentro de la oficinal de la fiscalía de Montgomery, ha sido expuesta en el centro el escenario del mundo”, subrayó. Wyatt insiste en que se pisotearon los derechos constitucionales de Cosby de “manera reprensible” tanto por el fiscal Keven Steele como por el juez Steve T. O’Neill.

En otro comunicado, el fiscal defendió su iniciativa de recurrir la exoneración. “Era la acción correcta”, sostuvo, a pesar de saber de sus escasas opciones. Y tuvo palabras para Constand: “Todas las víctimas merecen ser escuchadas, tratadas con respeto y darles apoyo para llevar el caso a juicio. Le deseó lo mejor en su vida”.