Gente

Esto es lo que piensan de Carlota Corredera sus compañeros de “Sálvame”

Hoy es el último día de la presentadora en el programa y Semana revela en exclusiva sus anécdotas más desconocidas

Carlota Corredera en una imagen reciente
Carlota Corredera en una imagen reciente FOTO: Gtres

Tras trece años vinculada a “Sálvame”, Carlota Corredera dice hoy adiós al programa. El camino no ha sido fácil pero ha estado cargado de momentos para el recuerdo, según revelan sus compañeros a la revista Semana. Su lado mas divertido, su afán protector o ser la artífice de gestos inolvidables es solo un ejemplo de lo que descubre la publicación. La cadena, que sigue confiando en la gallega, la ha elegido para dirigir y presentar un espacio todoterreno.

Víctor Sandoval recuerda a la perfección el día que lo cambió todo en “Sálvame”: “La tengo muchísimo cariño, además formo parte de su vida porque ella accede a presentar gracias a que baja a plató un día para contar que viene Nacho Polo al Deluxe. A partir de ahí y nuestras conversaciones en plató se lanza a ser presentadora. La verdad es que estamos unidos por el mismo hombre (ríe)”.

Carlota Corredera en medio del plató vacío de 'Sálvame' por el Coronavirus
Carlota Corredera en medio del plató vacío de 'Sálvame' por el Coronavirus Captura de Telecinco

Anabel Pantoja destaca su lado más protector. Carlota Corredera ha sido “como una madre”. “También una gran profesora y amiga. Siempre me asesoraba bien y lo seguirá haciendo. Me quedo con la mejor anécdota de nuestras vidas en el baño de la boda de Belén Esteban con las toallitas CHILLY. Ella siempre se ríe muchísimo con ese momento. Y por supuesto que nadie la llama como yo ‘CALOTA’”, relata Anabel.

Lydia Lozano y Corredera se conocieron en Antena3. “Nunca he tenido ningún problema con ella, bueno solo que habla más que yo y, además, es dificilísima para cortarla porque se enfada (ríe)”. “Nos hemos respetado mucho…Me he llevado fenomenal con ella, sabía sus tempos, cuando estaba molesta, todo…Le encanta la palabra chochonear, hablar de nuestras cosas y siempre empezaba preguntándote qué tal estabas. Te da mucha cancha, me da mucha pena que se vaya”, asegura Lydia Lozano. “Recuerdo a Carlota en una fiesta que hice con 150 personas en el Paseo de la Habana en Madrid, me fui y ella seguía en la fiesta. Es muy divertida porque baila que te mueres. Recuerdo un photocall que pusimos y ella no se bajaba, lo dio todo”, cuenta.

Lo que siente Chelo García Cortés por su compañera de programa se define con una palabra: “admiración”. “Hemos tenido nuestros más y nuestros menos, pero la admiro como periodista…La he tenido como directora, la he tenido como compañera y la he tenido de presentadora, creo que es alguien que defiende sus ideas hasta el final cueste lo que cueste (…) Quiero darle las gracias por estos 19 años que nos conocemos…Te quiero y te admiro”, dice la periodista.

También Alonso Caparrós ha protagonizado momentos para recordar junto a Carlota en “Sálvame”. “En lo personal le debo mucho. Ella me apoyó, recomendó y animó en lo que ha sido uno de mis proyectos más importantes, escribir mi libro. Siempre se ha portado conmigo con inmenso cariño y apoyo. Es muy especial para mí. Es valiente, paciente, trabajadora y muy generosa”.

Con Laura Fa ha construido una excelente relación. “Ella es la única que sabe cómo se llama mi madre o qué día es mi cumpleaños”, dice a Semana. “Siempre ha sido muy generosa, no es la típica presentadora diva sino que con nosotros es una compañera más. A lo mejor parece mucho más distante, pero es una tía súper cercana y siempre tiene buen humor, algo que se agradece. Siempre puedes tener su apoyo, solo puedo tener buenas palabras hacia ella”, comenta.

Para la coach Cristina Soria Carlota también fue fundamental, en especial, a su llegada al programa, quien se esforzó porque se sintiera acogida, un detalle por el que está infinitamente agradecida. “Siempre ha sido cariñosa conmigo y lo siguió siendo cuando se convirtió en presentadora (…) Sentirte acogida es muy importante y de la misma forma que en el ámbito personal. Cuando saqué mi primer libro compartimos un fin de semana varios compañeros en un lugar especial para mí. Lo que allí vivimos quedará para nosotras. No faltaron las risas”, cuenta.

Para Gustavo González: “Carlota es una grandísima profesional, sensible, inteligente y con unos férreos principios que defiende sin importarle quien está en frente”. “Aunque he compartido horas de plató en Sálvame con ella, recuerdo con especial cariño cuando María y yo acudimos. Por las circunstancias tanto nuestras, acabábamos de separarnos de nuestras antiguas parejas y vivíamos en una constante tormenta mediática, fueron dos programas muy especiales para todos”, comenta.

Miguel Frigenti asume que “la voy a echar mucho de menos. Siempre me ha protegido y se ha preocupado para que encontrara mi sitio. Siempre recordaré los momentos en los que sacaba la cara por mí cuando discutía con Kiko Matamoros y Rafa Mora en peleas típicas del devenir del programa. Carlota siempre me lo ha puesto fácil”.