Gente

‘Sálvame’ cuenta el motivo real por el que Rocío Flores no rompe con Manuel Bedmar pese a la supuesta infidelidad

Las últimas informaciones publicadas apuntan a que el joven traicionó a su pareja. Entonces, ¿por qué siguen juntos?

Manuel Bedmar y Rocío Flores
Manuel Bedmar y Rocío Flores FOTO: Instagram

La intervención de la supuesta amante de Manuel Bedmar en ‘Sábado Deluxe’ está dando mucho que hablar. El polígrafo de Conchita determinó que no mentía en su historia sobre el affaire que mantuvo con el novio de Rocío Flores, y, además, aportó pruebas como grabaciones de voz o mensajes de texto que no dejaban lugar a dudas. Desde ‘Sálvame’, se dibuja la infidelidad como un hecho irrebatible, y llegados a este punto, son muchos los que se preguntan por qué la nieta de Rocío Jurado no se separa de su todavía pareja, a pesar de la gran traición que sufrió de su parte.

Uno de los amigos de Manuel Bedmar ha intervenido esta tarde en ‘Sálvame’, y ha apuntado al miedo como razón principal por la que Rocío Flores no toma esta decisión. Según su testimonio, la joven está alargando su relación para evitar que, tras la ruptura, él se pasee de plató en plató para airear los trapos sucios de su familia. “Él tiene información muy importante, de primera mano, y a ella le preocupa mucho que pueda contarla”, ha dicho el colega del joven malagueño.

El amigo no ha dado puntada sin hilo, y ha señalado que, en realidad, es Antonio David a quien más le preocupa que su yerno pueda irse de la lengua tras una ruptura con Rocío Flores. De hecho, a lo largo de su intervención en ‘Sálvame’, ha asegurado que el ex guardia civil “ya ha dado algunos toques de atención” a él y otros amigos de Manuel Bedmar para asegurarse de que se mantienen en silencio.

Además, ha expresado que la relación de Manuel Bedmar y Rocío Flores es “tóxica” y de “dependencia”, recordando algunos episodios que, de ser ciertos, pondrían de manifiesto los graves problemas que atraviesan como pareja: “A veces, estamos tomando algo, y Rocío lo llama por videollamada y él se tiene que levantar rápido para contestarle, porque si no lo hace, luego no le deja entrar en casa y se queda en la calle a las 12 de la noche”.

El amigo de Bedmar ha dibujado así a Flores como una chica controladora y celosa, que ya no siente amor por Manuel y que solo sigue con él por temor a que haga públicos sus secretos más íntimos. Solo el tiempo dirá si, finalmente, el joven malagueño acaba sentándose en un plató de televisión para poner a caldo a la que, de momento, sigue siendo su pareja.