Gente

Así responde Rocío Carrasco cuando le preguntan si sus hijos la han felicitado por su cumpleaños

La empresaria acudió al teatro acompañada de su marido, Fidel Albiac, y allí contestó a algunas cuestiones de la prensa

Rocío Carrasco en 'Sálvame'
Rocío Carrasco en 'Sálvame' FOTO: Mediaset

El pasado 29 de abril, Rocío Carrasco alcanzó las 45 primaveras en uno de los mejores momentos de su vida. Tras haber pasado por un auténtico calvario a raíz de la supuesta violencia de género que Antonio David habría ejercido sobre ella, la heredera universal de ‘la más grande’ parece haber resurgido de sus cenizas, como el ave fénix que lleva tatuado en la espalda, y atraviesa una dulce etapa al lado de su marido, Fidel Albiac. “Estoy muy bien, estoy feliz, contenta, renaciendo”, celebraba ante los medios.

Virgencita, que me quede como estoy”, pedía a la entrada del Teatro Real, hasta donde llegó con su esposo para disfrutar juntos de una romántica y cultural velada.

Sin embargo, no se puede olvidar que la situación en lo que respecta a sus relaciones sigue siendo de lo más complicada. Rocío Carrasco se mantiene distanciada de la parte más mediática de su clan, incluidos sus hijos, Rocío y David Flores. Esta separación ha dado mucho que hablar entre la opinión pública, que se pregunta si los jóvenes se pusieron en contacto con su madre para felicitarla el día de su cumpleaños. “Pasapalabra”, responde ella, aludiendo al famoso concurso de televisión para evitar las cuestiones de la prensa en este sentido.

Rocío Carrasco y Fidel Albiac
Rocío Carrasco y Fidel Albiac FOTO: Gtres

Lo cierto es que Rocío Carrasco, más allá del duro testimonio que compartió en su serie documental, ‘Contar la verdad para seguir viva’, siempre ha evitado pronunciarse públicamente sobre el conflicto que mantiene con sus hijos. La empresaria ha explicado en más de una ocasión que no se siente “preparada” para afrontar un reencuentro con ellos y ahondar en un pasado que todavía le duele. No pierde la esperanza de reconstruir su vínculo maternofilial, pero no será hoy, ni mañana...

Por su parte, Rocío Flores sí ha desvelado en varias ocasiones que, en el pasado, intentó sin éxito ponerse en contacto con su madre. Asegura que la llamó cuando se le comunicó que Rocío Carrasco había intentado quitarse la vida, pero nunca obtuvo respuesta desde el otro lado del teléfono. La razón de la negativa de la primogénita de la Jurado a charlar con su hija parece encontrarse en el apego que esta siente hacia su padre, Antonio David Flores, a quien considera culpable de buena parte de sus males y de una imagen distorsionada que sus vástagos se habrían formado sobre ella.